Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Varias universidades extranjeras en España ofrecen títulos imposibles de homologar Los estudios realizados en parte o en su totalidad en centros sin autorizar no se reconocen

Cualquier persona que posea un título universitario extranjero puede solicitar al Ministerio de Educación que lo homologue con un título oficial en España. Idéntico camino deben seguir los que han cursado estudios en un centro privado español vinculado a una universidad extranjera. Sin embargo, muchos de estos solicitantes se llevan la desagradable sorpresa de que sus expedientes ni siquiera son admitidos a trámite. La explicación es que recibieron parte o la totalidad de su formación en un centro no autorizado por la comunidad autónoma donde imparte sus enseñanzas.

Un título de una universidad extranjera vale lo mismo en principio si se obtiene en el país de origen que si se consigue en España. Por tanto, los dos cuentan con las mismas posibilidades de ser homologados con un título oficial español. Sin embargo, la proliferación de centros privados sin autorización, que imparten enseñanzas mediante convenios con universidades extranjeras, provoca que algunos títulos válidos en otros países sean papel mojado en España.En este caso, el hecho de que el alumno haya cursado parte o todo su currículo académico en España no supone ninguna ayuda, más bien al contrario. El reconocimiento de la universidad de referencia tampoco sirve de nada si su franquicia no está autorizada por la comunidad donde imparte clases.

El director general de Universidades de Cataluña, Antoni Giró, previene de dos formas de picaresca propias de algunos de estos centros: "Puede ocurrir que una de estas universidades o franquicias esté autorizada en una comunidad, pero no en otra. O que un mismo centro ofrezca a la vez títulos autorizados y otros que no lo son".

Publicidad engañosa

La desinformación y la publicidad engañosa que denuncian con insistencia las autoridades educativas tiene un único antídoto: preguntar en la Consejería de Educación de la comunidad donde el alumno va a matricularse si tanto el título que le interesa como el centro que lo imparte cuentan con la debida autorización.

La jefa del servicio de coordinación y ordenación universitaria de la Comunidad de Madrid, Paloma de la Peña, recomienda desconfiar de los centros que se publicitan como "en trámite de autorización". "Muchos abandonan los trámites después de pedir la autorización para anunciarse", dice.

De la Peña alerta del peligro de "centros piratas" que ofrecen títulos o diplomas no homologables en ninguna universidad extranjera. También los hay que ofrecen títulos válidos en el extranjero, pero con un nivel equiparable a la formación profesional: "En otros países no hay una distinción rígida entre enseñanza superior y enseñanza universitaria, pero en España sólo es universitario lo que está en la Universidad".

Los centros que permiten matricularse a alumnos que no tienen la selectividad aprobada, bajo la excusa de que es innecesaria en otros países, son otro canto de sirena que debe rehuir cualquiera que aspire a homologar algún día sus estudios en España.

Para que un centro sea autorizado debe ofrecer títulos oficiales en el país de origen y estar avalado por sendos informes de la Embajada del país correspondiente y del Ministerio de Asuntos Exteriores. Las consejerías piden, además, al centro una serie de garantías de seriedad. Por ejemplo, que no pueda cerrar hasta que los alumnos matriculados terminen sus estudios o que en los títulos quede claro que carecen de validez oficial en España.

Otros requisitos están relacionados con el número, disponibilidad y nivel de formación del profesorado; garantías de seguridad, higiene y habitabilidad de los edificios; viabilidad financiera de la empresa o franquicia, y dotación mínima de espacio, instalaciones y materiales.

La autorización de los centros es competencia de las comunidades autónomas, pero la homologación de los títulos corresponde al Ministerio de Educación, que analiza cada expediente de forma individualizada. Javier García Velasco, consejero técnico de la Subdirección General de Homologaciones del ministerio, explica que sólo admiten a trámite los expedientes de centros autorizados: "Muchos solicitantes desisten en la fase de información, al enterarse de que cualquier periodo de formación hecho fuera de la legalidad vicia todo el expediente".

García Velasco aclara que "no se homologa un título, sino un paquete de estudios". El Consejo de Universidades estudia los expedientes y, tras un periodo de unos ocho meses, dictamina si concede o no la homologación, que a veces se supedita a la superación de un examen global o sobre algunas materias clave de cada carrera. Cuando la homologación se deniega, se puede acudir a una universidad para convalidar asignaturas sueltas.

El decreto que regula desde 1991 la creación de centros universitarios establece la posibilidad de que un centro ofrezca títulos directamente homologables tanto por una universidad extranjera como por una española. Esta opción resultaría muy atractiva para los alumnos, ya que les permitiría obtener dos títulos oficiales por uno. Sin embargo, ningún centro ha solicitado la doble homologación para sus títulos

Una treintena de centros autorizados

En España existen cerca de 30 centros vinculados a universidades extranjeras. La mayoría de ellos están en Barcelona (12 de los 13 catalanes) y Madrid (8), pero también los hay en Aragón (3), Galicia (2) o Cantabria (1). En otras comunidades, como Navarra o La Rioja, no hay ninguno. Éstos son los únicos centros autorizados en Madrid y Cataluña:

-Madrid: Centro Cluny-Iseit, The College International Studies, Centro Europeo Superior de Dirección y Administración de Empresas, Escuela Superior Empresarial de Relaciones Públicas, Escuela Superior de Gestión Comercial y Marketing, Institución Empresarial Europea, Saint Louis University in Spain, Suffolk University.

-Cataluña: Centro Winchester School of Art, Escola Superior Empresarial de Relacions Públiques, European University, Escola de Sistemes Informàtics, Centre d'estudis Empresarials de la Caixa d'Estalvis de Terrasa, Institut Català de Formació Empresarial, Centre Barcelona Business University, Escuela Superior de Negocios, Escola d'Administració d'Empreses, Centre Hesef, International University Study Center, Escuela Superior Europea de Comercio, Escola d'Arts i Tècniques de la Moda.

Todos ellos imparten enseñanzas de nivel universitario según sistemas educativos vigentes en otros países que no conducen a la obtención de títulos directamente homologables en España. El estudiante que acaba sus estudios y quiere homologarlos con un título oficial español debe solicitarlo de forma individualizada en el Ministerio de Educación.

El principal reclamo de estos centros -siempre que se puedan pagar las más de 500.000 pesetas que cuesta por término medio un semestre- es que permiten conocer otro idioma, otra cultura y otro país. Es muy habitual cursar en España dos años de conocimientos básicos y obtener luego una titulación específica en la universidad de origen, por lo general situada en Estados Unidos o en el Reino Unido.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 21 de febrero de 2000