Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
SANIDAD

CC OO y PSPV critican el plan para cerrar las camas de terminales de Valencia

El PSPV y Comisiones Obreras criticaron ayer los planes de futuro que el responsable de Sanidad, José Emilio Cervera, reserva a la única unidad pública de enfermos crónicos y terminales que existe en la ciudad de Valencia. El consejero popular pretende cerrar esta unidad y dedicar el centro en el que se encuentra -el hospital de la Malva-rosa- exclusivamente a la actividad asistencial y quirúrgica. La portavoz de Sanidad del grupo socialista, María José Mendoza, señaló que esta medida, que enmarcó en la política sanitaria del Partido Popular durante la última legistaltura, "ha puesto de manifiesto su apuesta por una concepción mercantilista del derecho a la salud". Muchas familias "verán excluidos a sus ancianos y enfermos terminales de una atención digna y adecuada en el sistema público", advirtió la diputada socialista. CC OO tampoco ahorró críticas a este plan, que supondría dejar a la provincia de Valencia con un solo centro para enfermos crónicos y terminales -el hospital Doctor Moliner situado en la localidad de Serra-. El sindicato destacó que la falta de planificación y la escasez de recursos hacia los pacientes que requieren hospitalización "sigue siendo una de las asignaturas pendientes del Gobierno valenciano".

Sanidad reconoció a este diario el pasado viernes que tiene previsto eliminar la unidad de pacientes crónicos y terminales del hospital Malva-rosa. Ayer, fuentes de este departamento señalaron a Efe que el cierre no se llevará adelante hasta que se pongan en marcha nuevas alternativas, tanto en el Hospital Militar de Valencia, como el antiguo centro general Sanjurjo, junto al Dr. Peset.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 15 de febrero de 2000