Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ruiz de Infante, la reserva de los Project rooms

Francisco Ruiz de Infante (Vitoria, 1966) vive un momento de intensa actividad artística. A la presentación de obras en la exposición La torre herida por el rayo. Lo imposible como meta que muestra el Museo Guggenheim Bilbao, se ha sumado esta semana la instalación que presenta en la sección de los Project rooms de Arco, espacios separados de las galerías en los que una pequeña selección de artistas son invitados a presentar propuestas más arriesgadas.Ruiz de Infante, el único artista vasco que participa en los Project rooms, estuvo sentado pacientemente junto a su instalación Gran crudo en los dos primeros días de feria, dispuesto a anotar el nombre de cada uno de los visitantes que recibía. Básicamente, el eje central de Gran crudo es un lavabo al que se accede por una pasarela de tablones de obra. Cada vez que un espectador se acerca a poca distancia brota agua de su grifo. Si decide aprovecharlo y lavarse las manos, verá su acción reflejada en un espejo. Al alejarse, el flujo de agua cesa de forma automática. El agua con la que los espectadores lavan sus manos se guardará en botellas a lo largo de la feria.

El autor defiende que los Project rooms constituyen un reserva dentro de Arco. "Es una reserva en un doble sentido. Es un lugar donde las cosas están protegidas y el espectador encuentra con más facilidad proyectos de la gente nueva en la feria", explica. "Pero también es una reserva india. Si existen los Project rooms es porque no tienen una aceptación real. Necesita una protección especial porque hay un problema para aceptarlos".

En medio de la feria, Ruiz de Infante reflexiona sobre el arte como mercancía. "Este tipo de obras parece que no tienen sentido en el mercado", señala. "Pero si el arte contemporáneo es una relación de conceptos para crear diálogos con el espectador, no solo para poner cosas bonitas en el salón, no sé porque cosas como esta no pueden entrar en una feria de arte. Los conceptos cuando se transforman en un espacio, igual que cuando se transforman en un cuadro, también se pueden vender".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 13 de febrero de 2000