Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rusia prueba con éxito un nuevo propulsor de cohetes espaciales

Rusia probó ayer con éxito una nueva unidad propulsora de cohetes espaciales portadores. El propulsor, llamado Fragata, es reutilizable y sus motores pueden ser encendidos y apagados en órbita. Si la segunda prueba, prevista para marzo, también resulta un éxito, la Fragata realizará dos lanzamientos en verano para la Agencia Europea del Espacio (ESA). "Es la última palabra en tecnología", declaró entusiasmado Valeri Baikin, subdirector de diseño de la empresa Lávochkin.La Fragata puede llevar 4,2 toneladas de equipos hasta una altura de 1.400 kilómetros; si la carga es más liviana, la altura será mucho mayor. Además posee su propio sistema de paracaídas, que le permite regresar a la Tierra con la carga si algo sale mal. Lo más importante es que el propulsor puede ser utilizado no sólo en los cohetes portadores Soyuz, sino también en el tipo Protón, que se usará para la Estación Espacial Internacional (EEI).

Mañana llega a Moscú el máximo responsable de la NASA, Daniel Goldin, para participar en la reunión del Consejo de Diseñadores Cohetes Espaciales que se celebrará en la empresa Energuía, dueña de la estación orbital rusa Mir. Los rusos informarán sobre las unidades y naves de carga que están creando para la EEI.

Cuando Rusia, en enero, decidió tratar de reanimar la Mir y mantenerla en funcionamiento por lo menos hasta fines agosto, el presidente en funciones Vladímir Putin anunció que el módulo Zvezdá sería lanzado en julio. Sin embargo, EE UU no está convencido de que Rusia mantenga su palabra, y la NASA ya tiene preparado un plan de lanzamiento en caso de que los rusos fallen.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 10 de febrero de 2000