Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Generalitat planea una bajada selectiva del tributo de sucesiones

La Generalitat quiere ejercer las competencias que tiene sobre el impuesto de sucesiones y sociedades y reducirlo para las empresas no familiares, que son las que no disfrutan de exención en este tributo. El consejero de Economía, Finanzas y Planificación, Artur Mas, recordó ayer que éste es uno de los compromisos del programa que Convergència i Unió (CiU) presentó en las pasadas elecciones al Parlament. Las sociedades familiares tienen una exención del 95% en la cuota a pagar cuando se producen sucesiones de empresa. Mas explicó ayer en una conferencia en el Círculo Ecuestre que el Gobierno catalán pretende que cuando se produzcan cambios de propiedad de empresas, "quienes hayan pagado el impuesto de patrimonio puedan deducirse del impuesto de sucesiones lo que hayan pagado por patrimonio en los últimos tres o cuatro años". De esta forma, el Gobierno catalán quiere corregir el doble pago por la propiedad de la empresa: por patrimonio, primero, y después, al producirse la venta.

El consejero recordó que CiU también se comprometió a reducir otros impuestos, que no citó, si la Generalitat consigue más recursos como consecuencia del nuevo modelo de financiación que plantea CiU.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 10 de febrero de 2000