El Reina Sofía exhibe como arte los elementos de una discoteca

La artista Ana Laura Aláez (Bilbao, 1964) ha transformado el Espacio Uno del Museo NacionalCentro de Arte Reina Sofía en una discoteca y lugar de encuentro en la instalación Dance & Disco, realizada especialmente para este espacio. Dividida en dos salas diferentes, la primera de ellas introduce al visitante en una discoteca o club en la que no falta ninguno de sus elementos: la pista de baile, la barra del bar y la cabina del pinchadiscos.La segunda estancia esta concebida, según Rafael Doctor responsable de Espacio Uno y comisario de la muestra, como "un mundo particular para el relax y la seducción". En ella, un laberinto de paredes crea pequeños y reservados espacios, entre los que se encuentran un cuarto oscuro, una sala con las paredes acolchadas a modo de cama vertical, y otros recintos en los que vídeos "poli-sexuales" introducen al visitante en una atmósfera íntima.

Los elementos integrantes de la instalación, entre los que no faltan lugares para sentarse, han sido diseñados con una intención estética homogénea, logrando que ninguno destaque sobre los demás y todos formen un único conjunto. "Todo tiene un carácter sensual extraordinario e incitan a sentirte bien", según la autora de la muestra.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS