Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA PRECAMPAÑA DEL 12-M

Aznar promete incentivos a quienes se jubilen después de los 65 años

El presidente del Gobierno, José María Aznar, se comprometió ayer a incentivar el retraso de la edad de jubilación y a eliminar obstáculos para que sigan activas las personas que voluntariamente así lo decidan. Si gana las elecciones del 12 de marzo, una de sus prioridades será "la exoneración de las cuotas a la Seguridad Social" de los trabajadores que quieran prolongar su vida laboral más allá de los 65 años, siempre que previamente hayan cotizado más de 35. Junto a ello se propone estimular el uso de los contratos de relevo, que permiten la retirada parcial de una persona con más de 60 años y compartir su puesto de trabajo a media jornada con un joven demandante de empleo.El presidente del Gobierno realizó esos avances de lo que constituye el programa electoral del PP en la inauguración del seminario conmemorativo del primer centenario de la Seguridad Social, que se celebra en la sede del Consejo Económico y Social (CES). "Debemos dar paso a una jubilación cada vez más gradual y en función del deseo de las personas", dijo.

Esos incentivos al retraso de la edad de jubilación, que en esta legislatura han sido una promesa permanente e incumplida, forman parte del plan que Aznar para ofrecer oportunidades a las personas mayores que tienen facultades para mantenerse activas aun habiendo llegado a la edad de jubilación. Su propósito es ofrecerles la realización de tareas educativas, a través de actividades extraescolares, o que presten su colaboración en la transmisión del legado histórico, en el cuidado de las ciudades y del medio ambiente, o a través del voluntariado.

Se trata, en suma, de facilitar a quien lo desee la prolongación de la vida laboral para que preste un servicio a la comunidad, con jornada completa y parcial, y, al tiempo, "aliviar las cargas al sistema de protección social".

También dirigido a esa parte del electorado, anunció la aprobación de ayudas y servicios de asesoramiento a las familias que cuentan con personas con carencias, el aumento de plazas en residencias públicas y privadas para la tercera edad, la puesta en marcha de servicios de estancias diurnas para los mayores y una atención más estrecha a ese colectivo.

Para la próxima legislatura, un asunto pendiente es la renovación del Pacto de Toledo, que cumple su vigencia en diciembre de este año. La intención del PP es "reforzar los equilibrios básicos de la Seguridad Social, independientemente de las contiendas políticas". Entre las medidas que propone el PP están la mejora de las pensiones de viudedad y orfandad, de las pensiones mínimas contributivas para mayores de 65 años con cónyuge a cargo, de las prestaciones del servicio obligatorio de vejez e invalidez (SOVI) y las de clases pasivas causadas antes de 1985.

Aznar subrayó que los cien años de vida de la Seguridad Social han sido posibles por la contribución de "cinco generaciones de cotizantes", y que la obligación de la generación actual es "legar para el futuro una Seguridad Social saneada". Asimismo apuntó en el haber de su Gobierno el fin de los "tiempos del déficit".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 2 de febrero de 2000

Más información

  • Propone la eliminación de las cuotas de la Seguridad Social