Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA PRECAMPAÑA DEL 12-M

"Unidad, pero no a cualquier precio"

El PSOE ha reducido a ocho provincias las 34 en las que, en principio, exigía a IU que retirase sus candidaturas para establecer con ella un pacto. Son las de Castellón, Huesca, Teruel, Álava, Valladolid, Salamanca, Burgos y Toledo, aquéllas en las que esta organización nunca ha obtenido un diputado desde la reinstauración de la democracia y sus votos pueden aumentar los diputados socialistas. Sus respectivos números uno expresan en este reportaje sus opiniones. Todos apoyan la unión de la izquierda, pero "no a cualquier precio". IU, afirman, debe mantener "su identidad".S. Esparducer (CASTELLÓN)

"Los electores

se han ilusionado"

Sebastián Esparducer tiene 34 años y es policía municipal en Benicàssim. Hace apenas una semana era consciente de sus nulas posibilidades de ser diputado. Ahora, cuando las conversaciones entre el PSOE e IU le abren un nuevo horizonte, afirma que no se ha planteado la cuestión desde un punto de vista personal: "Hacerlo así sería caer en una trampa y eso no va con nuestra filosofía política, contraria a los personalismos". En cualquier caso, cree que "hay que agotar todas las posibilidades para intentar que el pacto llegue a buen término". Y destaca que el mero anuncio de la posibilidad de alcanzarlo "ha ilusionado a los electores": "Desde hace unos días me animan por la calle. Eso te da fuerza para seguir ahí". "Lo importante es que ya ha habido un acercamiento" entre las fuerzas de la izquierda, añade, y concluye: "Toda esta historia refuerza tu convicción acerca de la necesidad de seguir trabajando por las cosas en las que crees".

J. Fernández (HUESCA)

"Es bueno que se unan las dos fuerzas"

Javier Fernández, de 24 años, mozo de almacén en una empresa de Binéfar y militante del PCE, resalta que en Huesca la entente PSOE-IU daría un vuelco a las urnas en favor de la izquierda. Contrario a que su formación pierda sus siglas -"tenemos nuestros votantes y nuestra identidad", advierte-, recuerda, sin embargo, que participó con miembros de la dirección en Aragón en las conversaciones con los socialistas para llevar una candidatura conjunta al Senado. En su criterio, "es bueno que se unan las dos fuerzas" y, en aras de ello, es partidario de aparcar los temas conflictivos, como el de la OTAN, "porque se trata de presentar un programa de progreso que sea del agrado de los ciudadanos de izquierda" y "lo importante es el acuerdo global". También reflexiona en torno a que las tensiones vividas entre Felipe González y Julio Anguita influyeron en el distanciamiento.

P. J. Pinazo (TERUEL)

"La ciudadanía espera un programa social"

Pablo Jorge Pinazo, de 45 años, es profesor de Formación Profesional en un instituto de Teruel. Miembro del Sindicato de Trabajadores de la Enseñanza de Aragón y militante de varios movimientos ecologistas, se confiesa defensor de la unidad de la izquierda, "pero no a cualquier precio", como el de la desaparición de las siglas de IU, organización en la que figura como independiente. "Se trata de conseguir un programa social que termine con lo que hay en estos momentos. Es lo que espera la ciudadanía", resume.

S. Bustos (ÁLAVA)

"Hay muchas fórmulas para la colaboración"

Santiago Bustos López de Abechuco, un abogado de 28 años afiliado a IU desde hace tres, es asesor en asuntos de urbanismo de la única edil de la coalición en el Ayuntamiento de Vitoria y colabora con su grupo parlamentario vasco y con Comisiones Obreras. Está convencido de la respuesta favorable del electorado a la unión de la izquierda en su circunscripción, la única junto a Córdoba en la que los sondeos vaticinan una subida de su formación. Para él, la retirada de la candidatura de IU sería "un suicidio político", pero entiende que hay "muchas fórmulas" para la colaboración con los socialistas y se declara "esperanzado porque se está hablando de programa". El mantenimiento de la independencia de IU es, en su opinión, una apuesta de futuro y una garantía para la viabilidad de los compromisos que se alcancen, más aún en el País Vasco, donde ambas fuerzas han mantenido "posturas diferentes" en la temática de la pacificación.

P. Velasco (VALLADOLID)

"Que la derecha

no siga mandando"

A Pompeyo Velasco Fraile le habría gustado un acuerdo con coaliciones electorales: "Era una solución razonable y había tiempo, mucho tiempo, para plasmarla". En principio, no ve bien incluirse en las listas del PSOE: "IU debe mantener su independencia". "Pero, si desde Madrid nos indican otra cosa, acataremos los dictados de los negociadores", matiza. De todos modos, su preocupación es que el electorado llegue a la conclusíon de que votar a IU "no es útil". "El negociar", razona, "es bueno. Algún día tenía que hacerse para evitar que la derecha siga mandando toda la vida. Pero, una vez que se han acercado las posturas en los aspectos programáticos, hay que estudiar las otras opciones".

A. Sánchez (SALAMANCA)

"Ir el segundo en la lista sería negativo al final"

Abel Sánchez Martín, abogado laboralista, se muestra contrario a la retirada de las candidaturas de IU, pero está "a favor" del acercamiento al PSOE. A su juicio, ir en el segundo puesto de la lista socialista, detrás de Jesús Caldera, portavoz en la comisión de Infraestructuras, "supondría una ventaja para IU a corto plazo porque, ahí están las matemáticas, por primera vez conseguiría un diputado. Pero no tardaría en demostrarse que esa situación resultaría negativa. Supondría terminar con IU en Salamanca". En definitiva, cree que, "si se lograse un programa aceptable, quizá se podría superar todo lo demás" y que "ya es muy importante que se hayan dado los pasos que se han dado". "Si se avanza en esa dirección, no nos quedaríamos aquí, sino que habría que ir abriéndose a la izquierda social", concluye.

L. Castro (BURGOS)

"Es muy simple pensar en el trasvase de votos"

Cualquier posible cambio en las candidaturas de IU debería ser refrendado por las asambleas de las provincias afectadas. Así piensa Luis Castro, su coordinador en Burgos. De hecho, el consejo político de su formación ya ha convocado una reunión para el próximo sábado a fin de asegurar su capacidad de reacción ante cualquier acuerdo con el PSOE. "No me imagino una campaña electoral que varíe poco ni mucho de lo que la asamblea ha decidido soberanamente sin contar con su consenso mayoritario, por no decir unánime", afirma. En cuanto a las propuestas que son objeto de estudio, se muestra contrario a la retirada de las listas de IU porque supondría que desaparece. "Además", avisa, "es una solución muy simple, demasiado simple, pensar que los votos de esta formación van a pasar de manera automática al PSOE". Con todo, insiste en que el acuerdo planteado es positivo como concepto.

J. R. Crespo (TOLEDO)

"Debe mantenerse

nuestro referente"

Juan Ramón Crespo, coordinador provincial de IU en Toledo, se muestra contrario a la retirada de sus candidaturas. "Sí, tal vez ganaríamos un diputado más, pero lo que hay que ver es para qué lo queremos", reflexiona. Crespo cree que si IU cede en ese terreno se vendrá abajo "la ilusión" creada entre los votantes de izquierdas en torno al nuevo clima de entendimiento entre las dos grandes fuerzas que los representan. Además, está convencido de que debe mantenerse "el referente de IU". En todo caso, comenta que si la dirección de su organización optara finalmente por prescindir de sus listas lo aceptaría como oportuno. Al fin y al cabo, eso no va a ocurrir. El líder de la coalición en Castilla-La Mancha, Gonzalo Gutiérrez, es tajante y, tras reconocer que la relaciones entre el PSOE e IU "no existen" en esta comunidad da por seguro que se presentarán con su propia papeleta.

.

Esta información ha sido elaborada por Juanjo García del Moral, Concha Monserrat, Isabel Martínez, Francisco Forjas, Ignacio Francia, Pedro Sedano y Carlos E. Cué

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 2 de febrero de 2000