Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Procesado un obispo francés por no denunciar abusos a menores

El obispo católico de Bayeux-Lisieux (Francia) Pierre Pican, ha sido procesado por no haber denunciado violaciones y agresiones sexuales a menores de las que es sospechoso un cura de su diócesis de la región de Normandía, según informaron ayer fuentes judiciales. Pican fue inculpado por un juez de instrucción de la ciudad de Caen por "no denuncia de crimen" y "no denuncia de atentado sexual" contra menores a pesar de haber estado al corriente de los actos cometidos por el sacerdote antes de su procesamiento. Esta inculpación se produce tras una demanda presentada en julio pasado en Caen contra el obispo en relación con un asunto que implica a un cura de su diócesis, René Bisset, de 55 años. Ese sacerdote fue procesado y encarcelado en septiembre de 1998 acusado de violaciones y agresiones sexuales contra quince adolescentes.

Pican ha asegurado en un comunicado hecho público ayer que no ha cometido ninguna infracción penal en el ejercicio de su misión de obispo.

Tras manifestar su "compasión" hacia las víctimas del párroco, el obispo subraya que el asunto va más allá de su persona y suscita cuestiones graves y delicadas en relación con "el papel del secreto en nuestra sociedad de cara a la protección de la persona".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 1 de febrero de 2000