Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cataluña, Baleares, Canarias y el País Vasco niegan que el Gobierno pueda privatizar AENA

Si el Estado renuncia a la gestión directa de los aeropuertos, ésta pasa a ser competencia de las comunidades autónomas. Así pues, el Gobierno central no puede privatizar AENA porque previamente la gestión aeroportuaria pasa a depender de las autonomías correspondientes. Ésta es una de las conclusiones que figuran en el documento aprobado por los responsables de transporte de Cataluña, Canarias, Baleares y el País Vasco, reunidos ayer en Barcelona. Los cuatro coincidieron en afirmar que desean negociar el traspaso de los aeropuertos pero que si el Ejecutivo que preside José María Aznar persiste en privatizar la red aeroportuaria, recurrirán a los tribunales por entender que no tiene esta potestad.

Pere Macias por Cataluña, Juan Carlos Becerra por Canarias, Álvaro Amann por el País Vasco y Josep Antoni Ferrer en representación de Baleares coincidieron ayer en negar que el Gobierno central pueda llevar adelante la propuesta del Ministerio de Fomento de privatizar AENA, reclamaron el traspaso de la gestión a las comunidades autónomas e hicieron un llamamiento al resto de los gobiernos autónomos para sumarse a estas peticiones. "Los horarios del aeropuerto de Barcelona no pueden decidirse en Miami", afirmó de modo rotundo Macias, y Becerra remató: "El modelo aeroportuario español es hoy claramente inadecuado. Que un avión salga a su hora es la excepción; lo normal es el retraso. No lo podemos permitir".El documento aprobado ayer se abre con el rechazo a "la actual política de privatización anunciada por el Gobierno central" y se cierra con la afirmación de que si el Estado renuncia a la gestión directa como consecuencia de la privatización de los aeropuertos, las comunidades "reclamarán el derecho de gestión que contemplan sus respectivos estatutos de autonomía".

"Falta de racionalidad"

"Las comunidades autónomas tenemos que hacer frente común contra la falta de racionalidad ", afirmó el consejero balear. Macias aseguró que todos prefieren una negociación política que reconozca el derecho de las comunidades a gestionar los aeropuertos, pero que si no se les reconoce, cabe el recurso a los tribunales. Más aún: los cuatro coincidieron en que exigirán la gestión si el Gobierno central persiste en su intención de privatizar AENA, pero que si no lo hace también plantearán su derecho a decidir sobre los aeropuertos, sus horarios, organización y vinculación al conjunto del territorio.

Esta propuesta es extensible a toda España y los cuatro consejeros firmantes del documento invitan al resto de las comunidades a unirse frente a las intenciones del Gobierno central, pero esto no implica una propuesta de modelo general para España: "Un modelo común a todas las comunidades no sería adecuado", explicó Becerra, "ya que cada una tiene sus peculiaridades. En el caso de Canarias, el 80% del PIB está vinculado al turismo y, por tanto, a los aeropuertos. Su gestión es vital para las islas". "Además", precisó, "de los siete aeropuertos insulares, cuatro son rentables, pero los otros tres cumplen funciones sociales y no pueden ser cerrados aunque no sean rentables". Becerra aseguró que algunos aeropuertos tienen déficit y retrasos porque AENA impone que para ir a cualquier parte haya que pasar por Madrid, aumentando con ello la saturación, los retrasos y la ineficacia del sistema.

"Hoy es difícil hablar de una gestión eficaz de los aeropuertos", afirmó Macias, que precisó que los firmantes del documento no pretenden "sólo un cambio de titularidad, sino lograr la gestión de los aeropuertos". Macias y Amann coincidieron en afirmar que ninguno de los cuatro se opone a la privatización total o parcial de los aeropuertos, sino a que el modelo centralizado de AENA se mantenga dejando de ser público y convirtiéndose en privado. La fórmula última para cada aeropuerto tiene que ser la que decidan las autoridades locales, las empresas del territorio y la Administración autonómica. "En el consejo de AENA hoy hay 15 representantes del Estado y un concejal de Madrid a quien lógicamente le importa poco Lanzarote o Girona, pero decide sobre estos aeropuertos", precisó el consejero catalán.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 26 de enero de 2000

Más información

  • Los consejeros autonómicos reclaman el traspaso de la gestión de los aeropuertos