Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rock alternativo y música cubana en la primera Noche Latina de Cannes

Ska-P, Macaco, el Cuarteto Patria y las Hermanas Ferrín, en el Midem

Cuando la música hace inevitable el baile y la fiesta, y cuando la calidad se hace evidente sobre el escenario, poco importa que los mensajes sean tan distintos como los del rock alternativo español y la música tradicional cubana. Ayer se presentaron en el Midem de Cannes dos conciertos, el de las bandas Ska-P y Macaco, y el de Eliades Ochoa con el Cuarteto Patria y las Hermanas Ferrín, junto a la orquesta venezolana Guaco.

MÁS INFORMACIÓN

La Noche Latina del Midem ha bajado la media de edad. En esta oportunidad ya no son los incansables nonagenarios cubanos que han despertado la fiebre cubanófila en Francia, sino la siguiente generación, aunque entre las trayectorias de todos ellos se supere el siglo de existencia: el Cuarteto Patria nació hace 60 años, Guaco hace 30; las Hermanas Ferrín, aunque no lo aparenten, tienen 32 años de carrera.Eliades Ochoa tiene sólo 52 años, pero las Hermanas Ferrín lo consideran el artífice de su renacimiento como estrellas de la canción. "Él es nuestro padre, nuestro guía", dijo ayer Mercedes Ferrín en Cannes. Las Hermanas Ferrín son la más respetadas intérpretes del son tradicional santiaguero y ellas no se consideran menos. "Sí, se puede decir que somos leyendas vivas de Cuba, aunque estuvimos olvidadas mucho tiempo, pero siempre nos mantuvimos fieles a nuestra música", añade Esperanza.

Eliades Ochoa no sólo no lo desmintió sino que dijo de ellas que eran "el mejor dúo femenino en Cuba en estos momentos". Una "isla musical" en la que "el que no tiene de congo tiene de carabalí", remarcó. El éxito de Buena Vista Social Club ha convertido a Ochoa en una figura conocida en todo el mundo, y en particular en Francia. "La popularidad cambia las cosas", dijo ayer, "después del Grammy que obtuvimos todo se duplicó: los conciertos, el trabajo... y el bolsillo. Hasta me compré un sombrero nuevo, de los caros", afirma, sin mencionar el pesado reloj de oro y los anillos en sus dedos. No sólo se ha convertido en un personaje internacional, sino que agradece ser profeta en su tierra. "Los niños de Santiago [de Cuba] cuando van a la escuela y pasan por mi casa me gritan 'píntate los labios, María', porque han visto el vídeo de la canción". Ahora tiene la esperanza de conseguir un segundo Grammy para el que es candidato con su disco Sublime ilusión.

Los venezolanos Guaco son una orquesta de 18 músicos con 27 discos en su haber. No son demasiado conocidos fuera de sus fronteras, pero han compartido escenario con Fania All Stars, Rubén Blades, Pablo Milanés, Juan Luis Guerra y Celia Cruz, entre otros. "Empezamos tocando gaitas zulianas, que es un ritmo tradicional venezolano", explicó ayer uno de ellos, "pero después hemos evolucionado y hemos incorporado elementos de música afrocaribeña, salsa y otras músicas latinas". Su nuevo disco se titula Cómo era y cómo es.

"Somos la respuesta de Venezuela a la música latina", dicen los intérpretes de esta orquesta que lleva como nombre el de una especie de búho de la zona. Aunque la formación ha ido incorporando con los años instrumentos eléctricos y distintos tipos de percusión, todavía siguen utilizando instrumentos autóctonos como la tambora y la charanga. "A pesar del tiempo que llevamos juntos y las discusiones que podamos tener, ser 18 músicos es un plus antes que un problema, porque cada uno aporta su conocimiento y su inspiración a lo que hacemos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 25 de enero de 2000