Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las asociaciones de jueces niegan la tesis de Arzalluz de que 'desprecian' el euskera

Las tres asociaciones judiciales con representación en el País Vasco, la Asociación Profesional de la Magistratura (APM), Jueces para la Democracia y Francisco de Vitoria, rechazaron ayer las declaraciones de Xabier Arzalluz sobre que la Judicatura en Euskadi "desprecia" el euskera, y destacaron que cada vez hay más miembros del Poder Judicial que aprenden euskera. Por su parte, el portavoz de la APM, Fernando Ruiz Piñeiro, afirmó que se exige más a los jueces respecto al euskera que al poder político de sectores nacionalistas. Ruiz Piñeiro recordó que en el propio PNV existen altos cargos institucionales que no conocen el euskera o que lo han comenzado a estudiar hace poco tiempo y no por eso son "sospechosos" de no conocer "la sociología del País Vasco". "Este tipo de declaraciones sólo hacen confirmar que no se dan las condiciones sociales y políticas para la permanencia de los jueces en Euskadi", indicó en referencia a unas declaraciones que en este sentido realizó el juez decano de Bilbao, Juan Pablo González, en una comparecencia parlamentaria y que fue objeto de polémica.

El representante de la APM apuntó que Arzalluz "ha incurrido en el grave error" de considerar que "sólo se entiende la realidad del Páis Vasco cuando se es vasco y euskaldun". En este sentido, rechazó "radicalmente" que exista "un desprecio" por parte de los jueces hacia el euskera. "Ese desprecio sólo existe en la imaginación de quien lo afirma. Lo que ocurre aquí es que los jueces somos personas que estamos día a día trabajando con un volumen de trabajo importante e intentamos desarrollar nuestra función dentro de nuestras posibilidades", apuntó.

Por su parte, el portavoz de Jueces para la Democracia en el País Vasco, Jaime Tapia, indicó que "las cosas están cambiando" en la Administración vasca de Justicia y añadió que cada vez son más los miembros de la Judicatura que "están demostrando interés por el euskera".

Tras mostrar "su respeto" por las declaraciones de Arzalluz, de acuerdo con "el principio de libertad de expresión", señaló que "hoy en día no hay ningún juez que desprecie el euskera", aunque algunos puedan tener "ciertas reticencias". Tapia aseguró que "ya no existe esa actitud negativa hacia el euskera" que antes quizá se pudiera percibir, y recordó que existen convenios entre el Gobierno vasco y el Poder Judicial para propiciar el aprendizaje de la lengua vasca, que han tenido "aceptación entre los miembros de la Judicatura.

Por su parte, el representante de Francisco de Vitoria, José Luis González Armengol, enmarcó las manifestaciones de Arzalluz en un determinado contexto y dirigido a "dar carnaza" al Sindicato de Abogados Euskaldunes, "un colectivo que se ha caracterizado siempre por la lucha contra la Judicatura".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 23 de enero de 2000