Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Investigación en el Parlamento de las cuentas de los conservadores

Las finanzas de la Unión Cristiana Democrática de Alemania (CDU) serán "radiografiadas" por la comisión parlamentaria investigadora que ayer se reunió en el edificio del Reichstag para aprobar una lista inicial de 26 testigos que serán llamados a declarar en los próximos meses.El socialdemócrata Volker Neumann, presidente de la comisión, manifestó ayer que ésta investigará los donativos que no han cumplido el requisito de ser registrados en el informe contable del partido. En la práctica, esto equivale a la intención de investigar los asuntos financieros de la CDU en el land de Hesse, además de los que inicialmente figuraban en el temario.

La comisión investigadora consta de 15 miembros, de los cuales siete son del SPD, cinco de la CDU-CSU, y los tres restantes se reparten entre los Verdes, los liberales del FDP y los ex comunistas del PDS, respectivamente. Socialdemócratas, verdes y liberales están de acuerdo en ampliar el campo de investigación, apoyándose en el artículo 21 de la ley fundamental, según el cual la financiación de los partidos es pública. La CDU se opone a que los escándalos de Hesse sean incluidos en el temario y cree que el procedimiento es discriminatorio con relación a otros partidos.

Los trabajos de la comisión pueden durar dos años y deben concluirse, a ser posible, antes del final de la legislatura, en el 2002, para no interferir con la campaña electoral, según su presidente. La comisión todavía no ha recibido los documentos de la fiscalía estatal en Augsburg, que investiga desde hace años las actividades del extesorero de la CDU Walter Leisler Kiep.

Los testigos

Entre los 26 testigos iniciales se encuentran personajes claves de la vida política de Alemania durante el último cuarto de siglo. Aparte de Kohl, comparecerán el presidente de la CDU, Wolfgang Schäuble, la secretaria general, Angela Merkel, el ex ministro de Exteriores, Hans-Dietrich Genscher y su sucesor Klaus Kinkel, los ex ministros de Defensa, Gerhard Stoltenberg y Volker Rühe, y también el comerciante de armas Karlheinz Schreiber. En la lista de testigos se encuentran también los esposos Ingrid y Karl Ehlerding de Hamburgo, que entregaron millones de marcos a la CDU.

A juicio del presidente de la comisión, "Kohl no es el testigo principal, ya que hay otros que tienen una visión más amplia". "Yo, personalmente, tengo dudas de que haya dado su palabra de honor", señaló.

Schreiber, que se encuentra en Canadá, asegura en el último número del semanario Stern que se siente como un gato entre ratones y que no sabe a cuál comerse primero.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 21 de enero de 2000