Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La CIA advierte a la Casa Blanca de que Irán puede tener ya armas nucleares

En claro contraste con su anterior evaluación sobre la capacidad nuclear de Irán, la Agencia Central de Información (CIA) ha comunicado a altos responsables de la Administración de Clinton que Irán puede estar ahora en condiciones de fabricar armas nucleares, según varios funcionarios de Estados Unidos. George Tenet, director de esa agencia de espionaje, comunicó esta nueva estimación el pasado diciembre, según las fuentes. El cambio ha abierto un áspero debate sobre la capacidad nuclear de Irán y la habilidad de la CIA para controlarla.

Fuentes de la CIA se negaron a comentar la noticia. No obstante, la estimación más preocupante sobre la capacidad nuclear de Irán, que fue descrita a The New York Times por funcionarios gubernamentales, no parece estar basada en pruebas de que los esfuerzos iraníes para construir una bomba hayan alcanzado un nuevo estadio. Más bien se sustenta en el hecho de que EEUU no puede seguir con certeza la pista de los crecientes esfuerzos de Irán para adquirir materiales nucleares y tecnología en el mercado negro internacional, en especial de la ex Unión Soviética.La CIA ha encontrado difícil seguir las huellas de ese tipo de transacciones, y por ello sus analistas han cuidado mucho sus palabras en la redacción del informe. Washington, por su parte, tampoco ha logrado debilitar la larga relación estratégica entre Irán y Rusia, país este último al que sobran armas nucleares y reservas de material fisionable, que Teherán necesita para hacer una bomba nuclear.

Curarse en salud

La agencia ha precisado a los responsables políticios que no es seguro que Irán tenga ya armas atómicas. Sin embargo, la nueva evaluación asegura que la CIA no puede descartar que Irán las haya adquirido, en contraste con previos informes que descartaban esa posibilidad.

Incluso con esas precauciones, la estimación de la CIA ha generado un intenso debate dentro del Gobierno. El nuevo análisis es contestado por los responsables políticos de la Administración de Clinton y por algunos analistas en otras agencias de espionaje estadounideneses, que creen que los esfuerzos de Irán para construir su propia bomba van aún despacio, según medios gubernamentales.

Estas fuentes aseguran que no existen pruebas de que Irán haya logrado construir su propia bomba, o de que la haya robado o haya adquirido suficiente material fisionable para construir una.

Hace ya una década que la CIA empezó a advertir a los responsables políticos estadounidenses de la posibilidad de que Irán lograra tener armas nucleares en torno al cambio de siglo. Ahora, la agencia advierte de que no puede tener la seguridad de si Irán ha hecho más progresos de los previstos en su programa atómico.

Funcionarios de la Administración han intentado rebajar el alcance de este nuevo informe, en su deseo de evitar que los esfuerzos para acercarse al líder reformista iraní, el presidente Mohamed Jatamí, resulten dañados. Algunas de estas fuentes consideran que la CIA intenta cubrirse las espaldas y evitar futuras críticas en caso de que en el futuro Irán logre por fin el arma.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 18 de enero de 2000

Más información

  • El informe se basa en la imposibilidad de controlar las transacciones del mercado negro