FIN DE LA LEGISLATURA

España se sitúa entre los países más descentralizados, según el Gobierno

Tras los traspasos que las autonomías han recibido esta legislatura, España se sitúa a la cabeza de los países más descentralizados, según un informe del Gobierno. A fecha de hoy, las autonomías gestionan el 29,5% del gasto público y la Administración central, el 57,1%. Además, en el mundo existen 4.000 etnias y 174 naciones reconocidas. "Si todas las etnias aspirasen a su reconocimiento como nación, como plantea el PNV, el mundo iría a la tribalización", dice el dirigente del PSOE Ramón Jáuregui.

Más información
El PP propone que el Parlamento someta a un examen a los cargos institucionales que elige

Un informe del Ministerio de Administraciones Públicas, publicado como balance de los traspasos realizados en esta legislatura, sitúa a España en el grupo de cabeza de los países más descentralizados. Durante esta legislatura, con 271 traspasos y el plato fuerte de la cesión de la enseñanza no universitaria, las autonomías han aumentado sus recursos en un billón de pesetas y cuentan con 180.000 funcionarios más.En términos globales, las comunidades autónomas gestionan el 29,5% del gasto público, frente al 57,1% de la Administración central. Hace tan sólo 20 años, las autonomías partían de cero y la Administración central gestionaba el 88% del gasto público. El 12% restante correspondía a los municipios. Este impulso descentralizador es fruto de los pactos autonómicos del PSOE y el PP, suscritos en enero de 1992.

El informe precisa que en la próxima legislatura, con el traspaso de la Sanidad, también acordado entre el PP y el PSOE, las comunidades autónomas gestionarán el 33% del gasto público frente al 54% de la Administración del Estado.

En ese momento, España se situará por encima de la media de los países más descentralizados del mundo. Los países federales arrojan, como media, un 55% de la gestión del gasto público a cargo de la Administración central y un 25% para los estados federados.

Estos datos permiten al ministro de Administraciones Públicas, Angel Acebes, valorar la vigencia del actual modelo autonómico frente a las tentaciones soberanistas del nacionalismo vasco. "La progresiva asunción de competencias por las autonomías es la mejor prueba de la vigencia de un modelo asentado y que encuentra su fundamento en la Constitución y en los Estatutos de Autonomía", asegura.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

"Es el mejor de los modelos posibles para España, en el que se respeta la diversidad dentro de un marco coherente y estable, como no hemos tenido en ninguna otra época de nuestra historia", dice Acebes.

Los socialistas comparten la vigencia del modelo y también rechazan las pretensiones del nacionalismo vasco de abogar por el derecho a la autodeterminación. "La autodeterminación no es un derecho, sino una pretensión política", señala el secretario de Política Autonómica del PSOE, Ramón Jáuregui, en respuesta al PNV.

Jáuregui estima, como réplica al nacionalismo, que el modelo autonómico, de integración del País Vasco en España con el reconocimiento de sus singularidades, le permite mayores oportunidades en Europa. "Si Euskadi adoptara una salida independentista, su capacidad de influencia en los foros europeos sería nula", señala el dirigente socialista.

Tras recordar que en el mundo existen unas 4.000 etnias y 600 lenguas, señala que, "si todas aspirasen a convertirse en nación con Estado propio, el mundo caminaría hacia la tribalización cuando está avanzando hacia la globalización. Sería un anacronismo".

El Gobierno y el PSOE valoran el carácter "abierto y dinámico" del modelo autonómico. Coindicen en que aún quedan pendientes la reforma del Senado y el modelo de financiación autonómica. El PSOE añade la participación de las autonomías en Europa y la posibilidad de negociar competencias exclusivas del Estado para las autonomías, en uso del artículo 150,2 de la Constitución.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS