De nuevo, hacia el Oeste

A la gran mayoría de los granjeros que hasta los años treinta cultivaban las tierras del Sur y Centro de Estados Unidos se les juntaron el hambre con las ganas de comer. Tras el terremoto económico que representó el crash del 29, los cultivos sufrieron las consecuencias de la sequía, las plagas y el agotamiento de las tierras. El resultado del cúmulo de tantas adversidades fue la emigración al Oeste. En tierras californianas, aunque encontraron sustento tuvieron que sufrir, junto al desarraigo de sus orígenes, las precarias condiciones de trabajo.La fotógrafa Dorothea Lange (Estados Unidos, 1895- 1964) recogió desde 1935 hasta 1940 estos movimientos migratorios y los conflictos derivados de la precariedad económica y del derrumbe de un sistema de vida. El FNAC El Triangle presenta desde hoy la exposición Un éxodo americano, 1934- 1940, compuesta por 30 fotografías, que permiten realizar un recorrido por este trabajo social.

Las obras expuestas se realizaron en su mayor parte como consecuencia del encargo que realizó el Departamento de Agricultura del Gobierno de Rooselvelt a Lange con el objeto de divulgar los planes gubernamentales para paliar las dificultades de los agricultores. Pero Lange supo ir mucho más lejos, y documentó uno de los episodios de la historia de Estados Unidos menos relacionado con las luces de neón.- J. V.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 13 de enero de 2000.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50