Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Laura resume en un álbum sus veinte años como dibujante de historietas

La historietista Laura (Laura Pérez Vernetti, Barcelona,1958) acaba de publicar Las habitaciones desmanteladas (Ediciones Ponent), un álbum que resume sus veinte años de trayectoria. Con esta recopilación, Laura pone el acento en la importancia que para ella han tenido los guionistas y escritores en los que se han basado sus relatos gráficos. El álbum contiene 21 historias, algunas basadas en obras de autores como Borges, Maupassant, Jung o Baldwin.

En Las habitaciones desmanteladas, cada una de las historietas posee una característica gráfica diferenciada. "A partir de la personalidad de cada guionista o de la naturaleza de la historia he intentado utilizar un estilo u otro". Una de las características de Laura es su convencimiento de que el cómic es un medio en el que todavía no se han explorado todas sus posibilidades plásticas y narrativas. "Me interesa estudiar las posibilidades del lenguaje de la historieta por eso: este libro contiene relatos cortos, que en historieta es algo nada comercial. En cada obra planteo la discusión de estilos", explica Laura. Técnicamente, Laura emplea diferentes materiales de trabajo según la naturaleza de la historieta. "Creo que hay historias que demandan lápiz; otras, plumilla. La cuestión es no caer en una técnica rutinaria", explica. Para la dibujante, la historieta representa también una posición frente a la vida. "Cuando dibujo una obra con estética feísta, me estoy poniendo al lado de los enfermos, de los pobres. Intento provocar la sensación de incomodidad en las cosas de la vida que con frecuencia queremos ignorar", explica Laura, para quien "la historieta es una manera de reflejar pensamientos e ideas". Junto a este tipo de historieta, Laura cultiva una línea sensual y hedonista con un refinado erotismo.

El volumen Las habitaciones desmanteladas se inscribe en una línea editorial alternativa promovida por la editorial alicantina Ponent, que no sólo ofrece obras de autor, sino que además posibilita que el creador pueda romper las imposiciones de mercado al subvertir en los trabajos publicados tanto los formatos como el discurso narrativo y las temáticas.

En la colección Mercat, junto a este título de Laura, pueden contarse obras de Sento, Micharmut, Miguel Calatayud, Pere Joan, Miguel Gallardo, Silvestre y María Colino.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 3 de enero de 2000