Los contenedores amarillos reciben por error hasta un 30% de papel

El 30% del material depositado en los contenedores amarillos es papel y cartón, un error que el ciudadano comete con frecuencia debido a la escasez y mala distribución de los iglús azules destinados a su recogida, según la Asociación Española de Recuperadores de Papel y Cartón (Repacar). Tanto el papel como el cartón se contaminan en contacto con los restos orgánicos y químicos de los detergentes, aceites, zumos o productos lácteos. Además, el coste de selección en planta de clasificación es "muchísimo más alto" de lo que sería en un almacén de recuperación.

Por ello, explica Repacar, es "imprescindible" instalar suficientes iglús azules y distribuirlos racionalmente para que el ciudadano no tenga necesidad de ser un "eco-héroe forzado a realizar maratonianos periplos en busca del remoto contenedor".

En el contenedor amarillo sólo hay que depositar latas, briks, envases plásticos y aerosoles, y nunca alimentos, juguetes, objetos metálicos, artículos textiles o medicinas.

En caso de duda, se aconseja depositar los residuos en la basura habitual o bien preguntar en los teléfonos de información habilitados por las administraciones públicas con esa finalidad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 22 de diciembre de 1999.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50