Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jean Nouvel explica que su ampliación del Reina Sofía creará "un barrio protegido"

El arquitecto calcula que la construcción del nuevo edificio estará terminada en cuatro años

El arquitecto francés Jean Nouvel (1945), que hace un mes ganó el concurso para la ampliación del Museo Nacional Reina Sofía, de Madrid, explicó ayer a los miembros del jurado las características de su propuesta. "Este proyecto refuerza el estatus del edificio histórico, además de prolongarlo. Vamos a crear una especie de barrio protegido, en el que se sienta que debajo hay una plaza, un lugar vivo", afirmó Nouvel. El director del museo, José Guirao, anunció que el presupuesto para adquisiciones se quintuplicará a partir del próximo año.

El Reina Sofía se ampliará en 15.000 metros cuadrados, situados a la espalda de las actuales instalaciones en el palacio neoclásico de Sabatini. La parcela de la ampliación está definida por la Ronda de Atocha y las calles de Argumosa y Hospital, actualmente ocupados por seis pabellones de diversos servicios del Ministerio de Educación y Cultura. Dentro de un año se derribarán para ser ocupados por salas de exposiciones temporales, un auditorio, oficinas para servicios administrativos, almacenes, una cafetería y un restaurante. Las obras tardarán alrededor de tres años en estar terminadas. "Éste proyecto refuerza el estatus histórico del edificio de Sabatini, además de prolongarlo", explicó ayer Nouvel. "El Reina Sofía anexiona o protege, de esta manera, un trozo de barrio limítrofe".Invitación al interior

Según la memoria que presentó al proyecto, Nouvel hará una intervención armónica que reconcilie la estructura del corazón del museo con su necesaria ampliación. Se construirán tres edificios unidos por una plaza central y bajo una cubierta metálica, situada a la altura de la cuarta planta del actual edificio, que arrojará su luz cenital sobre la plaza. "He buscado que los tres edificios, complementarios entre sí, enlacen con el edificio original, de modo que entre todos creen un trozo de ciudad con una vida interna propia", afirmó Nouvel. "El aspecto mixto del conjunto es lo que prevalecerá. Imagino este proyecto alrededor del fenómeno de la urbanidad, entendida como algo atractivo, generoso y amable, un sitio placentero que invite a permanecer en él".

Para que se mantenga la unidad del conjunto, pese a sus notables diferencias estilísticas, se utilizarán materiales similares en la construcción. "La cubierta del edificio de Sabatini se rehará con otro material, el mismo que utilizaremos para la cubierta exterior del nuevo, aunque por dentro se usen otras materias. También mantendremos los suelos de granito gris, que es la piedra dominante en los suelos y escaleras del de Sabatini. Será como si hubiésemos esculpido los dos con la misma piedra. El nuevo es un edificio de escritura claramente moderna, pero me gustaría que tenga la misma sensibilidad que el otro, que haya un diálogo entre ambos".

Entre las obras más importantes de Jean Nouvel figuran el auditorio de Lucerna, la ópera de Lyon, además del Centro de Estudios Islámicos y la Fundación Cartier, ambos en París.

A pesar de que algunos han encontrado similitudes entre este proyecto y el de Lucerna, Nouvel las rechaza. "Tengo fama de ser imprevisible", dijo. "Normalmente utilizo vocabularios diversos, pero basta que tome uno de esos elementos para que digan que me repito. Reclamo el derecho de usar, de vez en cuando, la misma palabra. Lo que importa es la poética de la situación", enfatizó.

"Vamos a crear una especie de barrio protegido, en el que se sienta que debajo hay una plaza, un lugar vivo. Esta actuación ha sido diseñada especialmente para Madrid y para el Reina Sofía y no podría adaptarse a ningún otro lugar. No es un edificio autónomo, es consecuencia directa del entorno. Se ha dicho que mi trabajo es conceptul y contextual y ésto lo confirma. Espero que se convierta en un lugar de encuentro, en el que sintamos que podemos entrar, a diferencia del de Sabatini, que es más cerrado y no tiene esa vocación", concluyó.

José Guirao, director del Reina Sofía, afirmó que esta ampliación contempla también un aumento de la colección permanente. "Hemos tenido una partida mayor para adquisiciones en el anterior presupuesto, y en el próximo, que está a punto de aprobarse, esa cantidad se quintuplicará para seguir así de manera estable. Se ha cumplido lo que el patronato y yo pedimos, y es que no tiene sentido la ampliación del espacio del museo sin la ampliación de sus fondos. Sin esta condición yo no habría aceptado el proyecto de una ampliación", afirmó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 23 de diciembre de 1999