La compañía Gas Natural restablece el suministro del fluido en Cornellà

La compañía Gas Natural restableció anoche el suministro de gas a los últimos vecinos de Cornellà que aún sufrían la avería en las conducciones del fluido que se produjo el pasado martes y que en un principio afectó a unos 4.000 usuarios. La compañía gasista asumirá los gastos extraordinarios derivados de la falta de suministro que los afectados han tenido que realizar durante estos días y ya ha abierto en Cornellà una oficina de atención con ese objetivo.

Los operarios de la compañía y de empresas subcontratadas siguieron trabajando contrarreloj durante todo el día de ayer para restablecer la normalidad en el servicio. Hacia las cinco de la tarde, todavía quedaban una veintena de fincas sin gas, debido a oscilaciones de la presión derivadas de pequeñas bolsas de agua que se detectaron en algunos puntos de la red en el último momento.La fuga de gas se produjo accidentalmente tras un fallo en una válvula que regula la presión del agua de la estación de bombeo que la Sociedad General de Aguas tiene en Cornellà. El aumento de la presión en la cañerías del agua hizo que algunas estallasen. El accidente dejó inutilizados 18 kilómetros de canalizaciones de los barrios de Centro, Almeda y Riera. El agua llegó a salir por los fogones de las cocinas o los quemadores de los calentadores de muchas viviendas.

La compañía, tal y como se comprometió en una reunión mantenida con el Ayuntamiento y representantes vecinales, ha abierto una oficina para atender a los afectados, que funcionará dos horas diarias. Gas Natural evaluará todas las peticiones que reciba de los vecinos, que ya ascienden a 700.

La empresa de servicios ha establecido un mecanismo de compensación que permitirá abonar una dieta, de unas 1.000 pesetas, para todas aquellas comidas que los clientes no hayan podido realizar en sus hogares a causa de la avería. Asimismo, recogerá las facturas y recibos correspondientes a aparatos, como hornillos o estufas, que los vecinos se hayan visto obligados a adquirir estos días para sustituir provisionalmente los habituales que funcionan con gas natural.

La compañía también se hace cargo del coste de la reparación y la sustitución de los aparatos o instalacionoes que se hayan estropeado como consecuencia de la entrada de agua en la red de distribución del fluido.

Además, Gas Natural descontará de la próxima factura la parte fija correspondiente a los dos últimos meses, así como el importe del alquiler del contador durante el mismo periodo, por lo que sólo facturará el gas consumido.

Los trabajos para restablecer el suministro han requerido la intervención de casi 300 operarios. Asimismo, se han utilizado 10 camiones cisterna para bombear las conducciones afectadas por la fuga de agua. Gas Natural emitió ayer un comunicado en el que "lamenta profundamente el incidente, que ha sido provocado por causas ajenas a su actividad".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS