Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La dimisión de Bohigas como presidente del consejo desata la crisis de Grup 62

La dimisión de Oriol Bohigas al frente del Consejo de Administración de Grup 62 ha desatado la crisis de la editorial. Oficialmente, Bohigas ha renunciado al cargo por motivos personales: su edad -el lunes cumplirá 74 años- y la necesidad de dedicar más tiempo a su profesión, y así lo ha comunicado por carta al resto de consejeros. Pero, según algunas fuentes, detrás de los motivos manifestados por el arquitecto se oculta su cansancio por las fuertes discrepancias entre los miembros del consejo sobre el rumbo de la editorial.

La crisis empezó a entreverse hace poco más de un mes cuando Oriol Castanys, a la sazón director adjunto de Grup 62, presentó su dimisión por "discrepancias profesionales" con el director general, Joan Capdevila. Ahora, Oriol Bohigas alega que son motivos personales los que le llevan a dimitir. En privado, miembros del consejo interpretan que el arquitecto, con la renuncia, ha querido dar ejemplo para que Capdevila, sólo algo más joven que él, abandone el cargo. El director general de Grup 62 no respondió a las llamadas de este diario, que pretendía recoger su versión sobre las dimisiones de los dos altos cargos.Apenado por las renuncias de Castanys y de Bohigas, el editor Xavier Folch afirmó: "A pesar de todo, me siento optimista. En Grup 62 hay un equipo muy bueno que montó Oriol Castanys y que aún continúa. Si no varía, la cosa irá bien. Edicions 62 y Empúries se han consolidado en el mercado catalán y, por primera vez, el grupo empieza a tener una presencia significativa en el mercado castellano".

Por su parte, el director editorial de la empresa, Joaquim Palau, aseguró que "la continuidad está garantizada". "Éste ha sido el mejor año del grupo, y nosotros seguiremos al pie del cañón", añadió. Grup 62 ha facturado en el último ejercicio 4.000 millones de pesetas.

Otras personas vinculadas al grupo editorial que pidieron el anonimato se mostraron menos optimistas. En su opinión, el vacío que han dejado Castanys y deja ahora Bohigas no puede llenarse fácilmente. Estas fuentes no descartaron más dimisiones en los próximos días.

En los últimos cinco años, la editorial se ha convertido en un grupo que reúne a Edicions 62, Península, Empúries, Muchnik y Selecta, y se ha abierto a las publicaciones periódicas con las revistas Descobrir Catalunya y Península.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 16 de diciembre de 1999