Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gordillo exhibe en el Macba sus 40 años de proceso creativo

El museo barcelonés reúne todas las técnicas y trayectoria del artista sevillano

Dice Luis Gordillo (Sevilla, 1934) que sus mejores pinturas, por ahora, son las últimas, las de los años noventa. Se entiende mejor por qué lo dice viéndolas coronar el final de la retrospectiva que le dedica el Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona (Macba) desde hoy y hasta el 5 de marzo. La exposición se centra en el proceso de creación del artista. Es así, tanto porque incluye, en ocasiones, los trabajos previos a la realización de una obra concreta como porque el recorrido cronológico de la muestra permite redescubrir la evolución sinuosa de su trayectoria.

A lo largo de los años noventa, el nombre de Gordillo ha reaparecido con fuerza como uno de los pilares del arte español actual. Ya le sucedió anteriormente, en los años setenta, pero para las nuevas generaciones resultaba difícil tener perspectiva histórica sobre la obra de este artista, ya que se han realizado pocas revisiones de su obra. La exposición que hoy se inaugura en el Macba pretende ser "la primera retrospectiva completa que se ha hecho", según comentó ayer Manuel Borja-Villel, director del museo y co-comisario de la exposición junto a José Lebrero Stals y el propio artista.La exposición comienza con un conjunto de dibujos abstractos realizados en 1959, cuando Gordillo trabajaba bajo la influencia del informalismo, y finaliza con la obra que da título a la exposición, Superyo congelado, de 1999, representantiva de su última etapa, marcada por las tensiones entre mecanismos psíquicos, orgánicos y mecánicos, que para algunos reflejan, sin ilustrarla, la confusión del hombre moderno. El título puede simbolizar, explicó Gordillo, "este momento de paréntesis que vivimos a la espera, tal vez, de que una atuténtica democracia consiga la licuación de este superyo congelado". Entre estas dos obras separadas por 40 años se presentan en la exposición unas ochenta pinturas y un conjunto de más de 200 dibujos, fotomontajes y collages.

La muestra se divide en tres grandes apartados cronológicos. En el primero conviven sus dibujos abstractos con las pinturas figurativas de influencia pop; en el segundo destacan sus magníficos fotomontajes y collage, y el tercero, el más amplio, incluye buena parte de sus pinturas fundamentales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 15 de diciembre de 1999