D'Alema discute con sus aliados y roza la crisis de Gobierno en Italia

La conducta del primer ministro italiano, Massimo D"Alema, que inesperadamente canceló todos sus compromisos y se presentó en el palacio presidencial del Quirinal, desató ayer los rumores sobre una inmediata dimisión del jefe del Ejecutivo, de centro-izquierda. A primera hora de la tarde y tras una entrevista de una hora con el presidente de la República, Carlo Azeglio Ciampi, en el palacio Chigi (sede de la presidencia del Gobierno) difundió una nota que venía a posponer la crisis. En el comunicado se informaba de la decisión del primer ministro de "abrir un debate político en el Parlamento con objeto de dar al país un Gobierno renovado en condiciones de llevar adelante la legislatura cumpliendo el programa de reformas, desarrollo de la economía y crecimiento del empleo". En otras palabras, D"Alema anuncia el adelanto de la renovación del Ejecutivo que preside, prevista inicialmente para enero, y que será abordada ahora apenas sea aprobada por el Parlamento la Ley de Presupuestos del 2000, en estos momentos a debate en la Cámara de Diputados.La violenta reacción de D"Alema estuvo motivada ayer por los discursos incendiarios con los que el pequeño Partido Socialista Democrático Italiano (SDI), miembro como el PSD, partido del primer ministro, de la Internacional Socialista, concluyó el domingo su congreso. El líder del SDI, Enrico Boselli, se explayó desde la tribuna advirtiendo a los demás aliados del centro-izquierda de que mantener la candidatura de D"Alema en las próximas elecciones generales "sería un paso en falso". De la decena de partidos que integran la coalición de Gobierno al menos otros dos, el partido que lidera el ex presidente de la República, Francesco Cossiga, y el partido republicano de Giorgio La Malfa, son partidarios de que D"Alema sea sustituido cuanto antes por otra personalidad del centro-izquierda. Partidos de mayor peso, como el ex democristiano PPI, se limitan a considerar que D"Alema no tiene por qué ser el candidato de la coalición en las próximas elecciones generales previstas para el 2001.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS