Luther King fue víctima de una conspiración, según un jurado popular

El reverendo Martin Luther King, líder estadounidense de los derechos civiles, fue víctima de una conspiración y no de un asesino solitario, según dictaminó ayer un jurado del Estado de Tennessee. James Earl Ray, un delincuente común que admitió haber asesinado a King en Memphis el 4 de abril de 1968, murió el año pasado de cáncer tras insistir que era inocente y que merecía ser juzgado de nuevo tras ser condenado a 99 años de cárcel. El jurado, integrado por seis negros y seis blancos, emitió el dictamen tras una demanda presentada por la familia de King, que acusó de homicidio al empresario de Memphis Loyd Jowers, quien hace seis años dijo haber pagado a alguien, que no era Early Ray, para que asesinara a King. "Estoy feliz de que el pueblo haya hablado. Es lo que siempre habíamos pedido", señaló Dexter, hijo de Luther King. El abogado de la familia afirmó que en la conspiración estaban implicados el Gobierno, la mafia y los militares, pero no proporcionó detalles. El jurado fijó una compensación para la familia de 100 dólares. Al presentar la demanda, la familia dijo que su único objetivo era que el jurado determinara si hubo conspiración y respaldara la petición de que se abra una nueva investigación.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción