Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jean Nouvel construirá en París el Museo de las Artes Primeras

El arquitecto francés Jean Nouvel, reciente ganador del concurso internacional para la ampliación del Museo Nacional Reino Sofía, de Madrid, y autor del nuevo Museo de la Publicidad, en París, ha sido elegido por el presidente francés Jacques Chirac para que realice otro museo, el de las llamadas Artes Primeras o primigenias, que reagrupará junto al Sena, en el Quai de Branly, también en París, colecciones procedentes de Oceanía, África América y Asia, es decir, muestras de los orígenes del arte al margen del eurocentrismo.Los finalistas del concurso internacional han sido el italiano Renzo Piano, el equipo formado por Felice Fanuele y Peter Eisenman, y el ya citado ganador, Jean Nouvel. Ese terceto fue escogido por un jurado entre todos los que aceptaron las normas de la competición, pero la última palabra ha recaído en Chirac, que ha escogido este proyecto para dejar rastro arquitectónico de su mandato.

Si su predecesor, François Mitterrand, tuvo tiempo de poner en pie la ópera Bastilla, el Arche de La Defense, la pirámide del Louvre, la Ciudad de la Música, el Instituto del Mundo Árabe -obra del propio Nouvel, autor también de la ópera de Lyón y del centro cultural de Lucerna-, la nueva Gran Biblioteca o la Ciudad de las Ciencias, por citar sólo grandes construcciones localizadas en la capital, Jacques Chirac comenzó su mandato proponiendo el proyecto de un museo dedicado a esas artes primeras, concepto muy cuestionado y que comporta asumir los fondos de dos museos ya existentes -las 420.000 piezas del Museo del Hombre y del Museo de Artes Africanas y de Oceanía-, así como una pequeña parte de los fondos del Louvre.

Muralla vegetal

Jean Nouvel, que también ha firmado en París un edificio de gran belleza como es el de la Fundación Cartier, hereda en este caso un espacio de 35.000 metros cuadrados, de los cuales buena parte serán dedicados a jardín. En 1993 ese mismo solar fue atribuido al arquitecto Francis Soler para que realizara un Centro Internacional de Prensa, proyecto que Mitterrand no pudo llevar a cabo debido a que la crisis del sector inmobiliario dejó la iniciativa sin soporte financiero. Ahora, Nouvel dice querer edificar "un museo basado en el misterio", un edificio que "aparecerá detrás de una muralla de vegetación".

El proyecto, que cuenta con el aval de los ministerios de Educación y Cultura, propietarios de las colecciones que deben reagruparse en él, debería inaugurarse el 2004, una fecha que pone en peligro su realización ya que, en 2002 habrá nuevas elecciones presidenciales y no existe la seguridad de que por entonces los trabajos estén lo bastante avanzados como para ser irreversibles. Ahora el tiempo electoral corresponde sólo a unos cimientos, pero nadie puede estar seguro aún qué sostendrán.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 9 de diciembre de 1999