Tribuna:Tribuna
i

¿Lideramos España?

Durante los últimos cuatro años nos hemos acostumbrado a oir a los gobernantes de la Comunidad Valenciana que estamos liderando el crecimiento español, que a su vez está viviendo una etapa de expansión muy importante como no se había conocido nunca, suelen decir. Creo que estas afirmaciones serían un motivo de satisfacción para todos si fueran ciertas, porque significarían que habríamos solucionado algunos de los problemas que tenía la economía valenciana y garantizado un crecimiento sostenido que tendría una repercusión positiva en el bienestar de los ciudadanos y en el nivel de renta.¿Qué ha ocurrido realmente? Acudiendo a las cifras que regularmente publica la Fundación de las Cajas de Ahorro sobre el crecimiento de las autonomías españolas podemos ver cuál ha sido la evolución real. Desde 1995, antes del cambio de Gobierno del señor Aznar, se empezó a recuperar el crecimiento del PIB por encima de lo que crecían los demás países europeos. Crecimiento que ha continuado durante los últimos años con un fuerte potencial sólo enturbiado durante un corto tiempo debido a la crisis vivida por los países asiáticos y que hizo revisar las cifras a la baja, pero del que rápidamente nos hemos vuelto a recuperar.

¿Qué ha ocurrido entre tanto en la economía valenciana? Pues que hemos seguido creciendo, pero así como anteriormente cuando España crecía, crecíamos más, ahora el crecimiento lo ha sido por debajo de la media nacional, hemos crecido relativamente menos. Los datos disponibles nos indican claramente la tendencia decreciente de nuestro PIB por habitante hasta el 98 que es el que disponemos completo. Esperemos que el 99 sea mejor, aunque la evolución no permite albergar demasiadas esperanzas.

Es decir, si 100 es la media española, en 1998 ya estamos por debajo de la media nacional. Otro tanto ocurre lógicamente con la renta por habitante que sufre una evolución similar, aunque en este caso, la distancia respecto de la media española todavía es mayor.

Aunque se pudiera cuestionar la validez de los datos y pudiéramos pensar que la renta está subestimada (también podría estarlo en toda España) lo bien cierto es que la persistencia de la tendencia no deja lugar a dudas y nos permite hacer una afirmación que aunque tajante es rigurosa: A la Comunidad Valenciana no le han ido bien los gobiernos del Partido Popular.

Hasta aquí los hechos, pero lo fundamental no es esto -aunque es necesario contrastar la propaganda oficial- sino las causas y por tanto las soluciones.

Causas y soluciones seguramente se pueden apuntar muchas. Yo hablaría de una que hoy me parece fundamental. Seguramente la inversión en infraestructuras es básica para la competitividad; pero , salvo los poco más de 20 kilómetros de la N-III en que el gobierno socialista falló, la inversión del Estado se ha reducido espectacularmente en esta Comunidad. Sin embargo, el problema más grave para una economía exportadora como la valenciana ha sido la falta real de liberalización de sectores clave para poder competir en igualdad de condiciones con el exterior.

El Gobierno del PP quiso que confundiéramos liberalización con privatización. Y privatizó, vendió prácticamente todo el patrimonio nacional que tantos años costó acumular. Pero no liberalizó, y quienes hoy son dueños de esas empresas privatizadas siguen manteniendo situaciones prácticas de monopolio en sus sectores. Tal es el famoso caso de las telecomunicaciones, o de la electricidad -no menos famoso- o el de los carburantes, entre otros. Y seguimos pagando precios caros y tenemos un diferencial de inflación que, siendo bajo, es casi el doble que el europeo y eso con el tipo de cambio fijo significa pérdida de competitividad que tiene una traducción clara en el aumento de las importaciones y el descenso de las exportaciones que, si alguien se quiere molestar, podrá comprobar que se ha producido. Afortunadamente esta situación se produce en una etapa de expansión con consecuencias menos graves. Sin embargo, las empresas y los ciudadanos debemos hacer una reflexión y empezar a hacer balance. El futuro, como siempre, dependerá de lo que ahora sea nuestra decisión.

Joan Lerma es ex presidente de la Generalitat Valenciana.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 04 de diciembre de 1999.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50