Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El acusado de matar a su esposa a puñetazos estaba en libertad provisional

Fue detenido por violar a su hija, deficiente mental

Antonio Durán, el presunto autor de la muerte a puñetazos de su mujer, Clara Recuero, en la localidad sevillana de Lora del Río (19.000 habitantes) el pasado viernes, es el protagonista de un extenso historial, donde se entremezclan alcoholismo, malos tratos, abusos sexuales, drogodependencias y, finalmente, un crimen.La delegación de Asuntos Sociales del Ayuntamiento de Lora del Río abrió un expediente en 1987 para recoger la evolución de esta familia. En 1994, tras la denuncia de unos vecinos, Antonio Durán fue detenido por abusar sexualmente de su hija, deficiente mental, de 15 años. La niña fue ingresada en un centro, en el que se encuentra en la actualidad. Durán pasó por prisión preventiva y ahora, en libertad provisional, estaba a la espera de sentencia. Cuando salió del centro penitenciario solicitó cobrar la pensión de su hija deficiente.

Posteriormente, y con la connivencia de su hijo mayor, toxicómano y en prisión en la actualidad, Durán fue denunciado por obligar a prostituirse a su nuera. Esta mujer, también disminuida psíquica, se encuentra internada en una residencia para mujeres maltratadas. Otro de sus hijos, ex drogodependiente, consiguió salir de este torbellino de infortunios y ahora vive una vida normal.

Según los vecinos, los maltratos de Durán, "siempre borracho", a su esposa eran continuos. La mujer se encontraba recluida en su casa desde hacía más de un año. Sin luz, con las ventanas rotas y en un estado de insalubridad inaguantable. En el Ayuntamiento se insiste en que se hizo todo lo posible por esta familia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 1 de diciembre de 1999