Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ignacio Gómez de Liaño narra un viaje en busca de la utopía

El escritor Ignacio Gómez de Liaño (Madrid, 1946), cuya trayectoria literaria se centra fundamentalmente en el ensayo -es autor de la trilogía sobre el origen de la novela oriental El círculo de la sabiduría, editada por Siruela- se enfrenta ahora a su segunda novela, Musapol (Seix Barral), en la que narra el viaje iniciático de dos amigos que emprenden una aventura que se inicia en Madrid y culmina en Asia Central. El título, Musapol, se debe a un lugar "mágico" de la antigua URSS, donde se cruzan la cultura oriental y occidental, en el que sus habitantes persiguen la utopía de "querer llegar a espacios más amplios de la sociedad a través del conocimiento, pero sin envilecer al contrario, al revés, quieren elevarlo", dijo el escritor y profesor de Estética en la Facultad de Filosofía de la Universidad Complutense de Madrid. "Del régimen soviético sólo salvaría la planificación arquitectónica, pero en Rusia hubo ese intento de búsqueda de una utopía capaz de conseguir una relación armónica con los demás, que nos haga más sabios y más felices y donde el individualismo y el colectivismo tengan el lugar que les corresponde", añadió el escritor del ensayo El idioma de la imaginación.

Emparentada con la literatura de Edgar Allan Poe y la novela gótica, según el autor, Musapol no entra a explicar la utopía ("eso sería más propio de un libro filosófico"), sino que relata el descubrimiento del mundo por parte de dos amigos, donde no faltan la búsqueda del conocimiento, de la memoria y del amor. "Una novela sin sentimientos no es un novela. La condición básica del ser humano es ser sujeto de sentimientos, no de conocimientos. Creo, como los antiguos, que el principio fue el amor, también el caos y la noche", afirmó Gómez de Liaño, que en su primera novela, Arcadia, ya anunciaba como uno de sus temas esenciales el viaje interior del hombre hacia el conocimiento y la armonía. Los viajeros en Musapol deberán afrontar en ese extremo del mundo un misterio no resuelto y una apuesta en la que está en juego la vida. Y culmina en una noche de amor.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 1 de diciembre de 1999