El Gobierno impedirá que EdF compre una eléctrica en España

El ministro de Industria, Josep Piqué, aseguró ayer que el Gobierno expresaría una "oposición absoluta" a una eventual compra hostil de la compañía pública francesa Electricité de France (EdF) sobre una eléctrica española. Por otra parte, la asociación de usuarios CAVE criticó ayer a Piqué por insinuar que las tarifas eléctricas podrían subir si la Comisión Europea no aprueba las ayudas eléctricas pactadas con las compañías en 1998 y que ascienden a 1,3 billones.

En la conferencia de prensa posterior al Consejo de Ministros, el portavoz del Gobierno manifestó que "sería un contrasentido" que una compañía en régimen de monopolio [EdF] aprovechara esta condición para tomar posiciones en empresas de otros países que están liberalizando sus mercados energéticos. "Si en algún momento el rumor se llegara a materializar, la posición del Gobierno sería muy clara y la oposición sería absoluta", subrayó Piqué. El ministro también consideró "necesario" el expediente abierto por la Comisión Europea a Francia como consecuencia de la falta de competencia energética.

Por otra parte, el ministro de Industria negó que existan desavenencias con el ministro de Economía y Hacienda, Rodrigo Rato, sobre la configuración del mapa energético en España y aseguró que la postura de Ejecutivo en este asunto es "uniforme".

En este sentido, señaló que el Gobierno "ni apoya ni deja de apoyar" una posible fusión entre Repsol e Iberdrola, aunque reconoció que "determinadas operaciones irían absolutamente en contra de la voluntad de liberalización e introducción de la competencia que hemos puesto en marcha". Piqué se refirió también a las ayudas eléctricas y reiteró que la polémica será resuelta este año.

Con el sector eléctrico agitado, Caixa Galicia anunció ayer que ha aumentado su participación en Unión Fenosa hasta el 6,3%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0026, 26 de noviembre de 1999.

Lo más visto en...

Top 50