Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Urbanismo derribará el mercado de Torrijos para hacer otro y 163 casas

El pleno municipal autorizará el derribo del mercado municipal de Torrijos, enclavado en pleno barrio de Salamanca, entre las calles de Hermosilla y de Díaz Porlier. En su lugar se levantará un inmueble de siete plantas. La primera y la baja seguirán albergando los puestos de los comerciantes. Las otras cinco serán de viviendas. El PSOE criticó ayer que "se llene de casas un barrio ya de por sí densificado". El PP replicó que con el dinero de las viviendas se sufraga la operación.

El mercado de Torrijos, de dos plantas, cuenta con 173 locales comerciales. Sólo hay ocupados 29. De hecho, la planta baja se encontraba el pasado martes casi vacía, con muchas de las pescaderías y fruterías cerradas desde hacía mucho tiempo. La construcción, rectangular, de dos plantas y de ladrillo, es del primer tercio del siglo y su altura es sensiblemente inferior a la de los edificios que la circundan.Para el concejal de Urbanismo, Ignacio del Río, este desajuste de las alturas es una de las razones que impulsan el derribo: "De esta forma se dará continuidad a la calle". Del Río, además, considera que es necesario acometer la construcción de viviendas debido al precio de la operación. "Hay que modernizar el mercado, que se ha quedado obsoleto, y la única manera que tiene el Ayuntamiento de hacerlo, sin que esto suponga un gasto, es la de permitir la construcción de viviendas para obtener fondos", explicó Del Río.

El concejal de Urbanismo calcula que, cuando se saque a concurso la operación, la constructora que se haga con ella deberá pagar al municipio, por su derecho a construir los 163 pisos previstos, cerca de 2.000 millones de pesetas, "lo que costará, más o menos, instalar el nuevo mercado".

Crítica socialista

Matilde Fernández, concejal socialista y portavoz de este grupo en materias urbanísticas, criticó la decisión del equipo de Gobierno del PP. "En un barrio que ya está de por sí lleno de viviendas y de coches, me parece un error construir 163 viviendas más. Además, se derriba un edificio singular, bonito, que merece la pena conservar. Pienso que el Ayuntamiento debería dedicar recursos para esto, para reformar el mercado si es necesario, pero sin que haga falta derribar nada".El concejal de Urbanismo no tiene aún fecha exacta para el derribo. El próximo paso burocrático consistirá en que la Concejalía de Hacienda y de Comercio presente un proyecto concreto que muestre cómo será, en detalle, el nuevo mercado de Torrijos. "Pero esto se puede demorar varios meses", dijo Del Río.

La reforma del mercado de Torrijos se inscribe en un plan municipal de rehabilitación de los 48 mercados municipales que arrancó en la pasada legislatura y que consiste, a grandes rasgos, en vender a los propios comerciantes los puestos, que ahora disfrutan en régimen de concesión. De esta manera, según el PP, serán los propios tenderos los que, con el mercado en su poder, se encarguen de gestionarlo a su gusto y hacerlo más rentable. Actualmente, la competencia de las grandes superficies está poniendo en jaque a muchos de estos mercados tradicionales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 25 de noviembre de 1999

Más información

  • El edificio, de dos plantas, se convertirá en un inmueble de siete