Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El director de Correos no se inhibió por escrito en el contrato de alquiler a favor de su ex socio y amigo

El director de Correros, José Ramón Esteruelas, nunca informó formalmente y por escrito al consejo de dicho organismo de su inhibición en el contrato de alquiler para la nueva sede de este organismo a favor de Monthisa, controlada por Santos Montoro, ex socio y amigo de dicho alto cargo y del ministro de Fomento, Rafael Arias-Salgado. "No he traído tal documento porque tal documento no existe", manifestó anoche Esteruelas en el Congreso de los Diputados, donde comparecía para explicar este polémico alquiler por el que Correos pagará 540 millones anuales con opción a compra.Mientras que PSOE e IU plantearon que debió abstenerse formalmente de tal expediente en virtud de la Ley de Incompatibilidades de Altos Cargos, el director de Correos aseguró que poseía un informe de un abogado del Estado adscrito a su departamento que proclamaba que era innecesario. El diputado socialista Gerardo Torres aseguró a este diario que no hay abogado del Estado en Correos y que es un funcionario en excedencia contratado laboralmente por Esteruelas para hacerle informes. Días atras Esteruelas dijo que, por tal vínculo con dicho empresario, se había abstenido de intervenir en las negociaciones.

Torres acusó a Esteruelas de no haber abierto el preceptivo expediente administrativo, al que deberían haberse incorporado los informes justificando la necesidad del traslado, las peticiones y recepciones de ofertas y las evaluaciones de los técnicos sobre cada una de ellas. Esteruelas alegó que no fue preciso abrir un expediente porque no se trataba de construir un edificio. Y tachó de frívolo el desembolso calculado por Torres que deberá afrontar Correos por la nueva sede, en Campo de las Naciones: 2.700 millones de pesetas de alquiler por cinco años más una opción de compra por un edificio tasado en 6.500 millones, menos 400 millones por la merma de un 15% sobre el precio ya pagado por el alquiler, suponen 8.800 millones de pesetas. Y eso lo comparó el diputado socialista con la cifra por la que su actual sede, en la céntrica calle de Aduanas, ha sido vendida a la Comunidad de Madrid: 4.000 millones de pesetas. "Usted ha hecho un buen negocio paa su ex socio, pero no para Correos", sentenció Torres. Arias Salgado afirmó que el ente público Correos y Telégrafos ha arrendado la nueva sede "a la oferta más ventajosa de acuerdo con el precio, situación y condiciones del edificio", y aseguró que el nuevo edificio de Correos en el campo de las Naciones es "magnífico".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 23 de noviembre de 1999