Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CONGRESOCIUDADES COMERCIALES

Comercio estudia ampliar los horarios de apertura durante la semana

El director general de Comercio, Joaquín Berenguer, anunció ayer que su departamento está estudiando la posibilidad de ampliar entre semana los horarios de apertura de los establecimientos. Berenguer hizo estas declaraciones durante la inauguración del Primer Encuentro Nacional de Ciudades Comerciales 1999, que comenzó ayer en Alicante.Berenguer subrayó que una hipotética ampliación de los horarios de apertura comerciales tendría que ser consesuada con los empresarios, los ayuntamientos y la Generalitat valenciana. "No obstante, he recibido propuestas en este sentido, con el fin de adaptar la apertura de los establecimientos a las necesidades de los consumidores", precisó el director general.

A la inauguración de las jornadas también asistió el alcalde de Alicante, Luis Díaz Alperi, quien destacó que el objetivo de los debates es sacar conclusiones que permitan a los gobiernos locales adoptar medidas para ayudar al pequeño y mediano comercio. En este sentido, Alperi resaltó el plan de actuación comercial, Pac Lucentum, que, a su juicio, "está dando resultados positivos".

En la jornadas, que clausurará hoy el consejero de Industria, Fernando Castelló, participan unos 300 congresistas entre empresarios, economistas y representantes políticos de diversas ciudades españolas. El objetivo de los debates es dar a conocer los distintos proyectos de desarrollo comercial integral que se están llevando a cabo en las diversas poblaciones y las iniciativas para revitalizar la actividad comercial en los centros históricos de las ciudades.

En los debates de ayer participó Javier Casares, catedrático de Economía Aplicada de la Universidad Complutense, quien presentó una ponencia sobre Los Modelos de ciudades comerciales. Casares resaltó, en principio, que las ciudades nacen con el comercio y, por tanto, "si el centro comercial de una ciudad languidece, la ciudad entera se hunde". Para el economista, es fundamental frenar el despoblamiento y "desertización" de los cascos históricos. "Para ello es necesario plantear alternativas comerciales imaginativas, como por ejemplo presentar el comercio, la actividad de ir de compras, como una oferta de ocio", explicó.

Casares hizo hincapié en que los Ayuntamientos, sobre todo los de las ciudades turisticas, se han de plantear la actividad comercial de los centros históricos como "un reclamo" para atraer visitantes. "No obstante, esta potenciación comercial de los cascos históricos ha de ir acompañada de otros planes sobre todo urbanísticos para recuperar el patrimonio de estas zonas", explicó el catedrático.

A juicio de Casares, ciudades como Zaragoza, Logroño o Vigo se pueden catalogar como paradigmas de modelos comerciales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 19 de noviembre de 1999