Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los sindicatos de la Ertzaintza se levantan de la mesa negociadora del convenio

Las centrales en la Ertzaintza Erne (mayoritaria), ELA y Comisiones Obreras se levantaron ayer de la mesa negociadora del convenio colectivo al entender que sectores del cuerpo, adscritos a la Dirección de Seguridad Ciudadana, pueden estar intentando "torpedear" una negociación que ha avanzado en algunas materias como la segunda actividad o la reducción en cuatro años de la jornada a 35 horas.

La negociación entre Interior y los sindicatos para pactar el convenio en la Ertzaintza sufrió ayer una ruptura, considerada "técnica" por Erne, después de que desde las jefaturas territoriales de Guipúzcoa y Vizcaya, manejadas por el director de Seguridad Ciudadana, Adolfo Alustiza, se hiciera pública por la tarde la oferta hecha por la Dirección de Recursos Humanos a las centrales en el encuentro matutino.Alustiza abandonará proximamente su puesto, ya que el consejero, Javier Balza, ha admitido la dimisión que presentó por discrepancias internas con el nuevo equipo de Interior. Tras varios meses de negociaciones, ambas partes han "avanzado sustancialmente" en algunos asuntos, lo que hace posible un acuerdo.

Los nuevos gestores de Recursos Humanos han admitido su preocupación por el pase a la segunda actividad de los ertzainas, asunto que puede convertirse en un serio problema en 15 años, cuando más de 4.000 actuales agentes estén en disposición de pasar a la reserva.

Interior ha ofrecido crear un fondo para hacer frente en los próximos cuatro años a las bajas incentivadas o de segunda actividad sin puesto fijo. La oferta pasa por reservar 1.200 millones para ese fondo en el año 2000, y otros 1.500 y 1.800 millones para los dos años siguientes.

Interior oferta una reducción continuada de la jornada hasta llegar a 1.585 horas en 2004 , lo que supondría la aplicación de las 35 horas semanales. Encima de la mesa hay también una subida salarial del 2,7% (igual que en la mesa general de la Función Pública), así como un plus de productividad de 500 millones para paliar el "preocupante" nivel de absentismo.

Los sindicatos evaluarán esta semana los movimientos en Interior y sus ofertas y, presumiblemente, se volverán a reunir con el departamento la próxima semana.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de noviembre de 1999