Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

ITP logra un contrato de 300 millones de euros para fabricar y diseñar turbinas

Industria de Turbo Propulsores (ITP), fabricante de motores para aviones con sede en Zamudio, ha firmado un contrato con el cuarto fabricante del mundo de motores de avión, la estadounidense Allied Signal, para diseñar y fabricar turbinas de baja presión. El acuerdo supone unos ingresos de 50.000 millones de pesetas (300,5 millones de euros) en 15 años y medio millón de horas de trabajo. ITP, Gamesa Aeronáutica y Sener son las firmas cabeceras del cluster vasco de aeronáutica, sector que exporta el 78% de su producción y se ha desarrollado esta década.

El contrato de ITP con Allied Signal se suma al firmado ya el pasado ejercicio con esta misma firma para fabricar turbinas para el motor AS 907 de Allied Signal, firma localizada en Phoenix (Arizona). En esta ocasión ITP trabajará para el AS 900. Además de este contrato, ITP tiene en negociación otro acuerdo de fabricación de turbinas que espera poder cerrar antes de fin de año.Este contrato se suma al alcanzado por Gamesa, que le obligará a ampliar sus instalaciones, para fabricar componentes para un avión de 100 plazas de la firma brasileña Embraer. Gamesa Aeronáutica trabaja ya para esta firma y para el fabricante de helicópteros estadounidense Sikorsky.

El aeronáutico se ha convertido en uno de los sectores estratégicos y tractor claves del País Vasco. En 1992, este sector facturaba 19.384 millones de pesetas y daba empleo a 1.014 personas. A finales de este año estas cifras se han disparado. De acuerdo con los datos de Joaquín Coello, presidente del cluster de Aeronáutica y consejero delegado de ITP, la facturación de las empresas del cluster, compuesto por las tres grandes y 13 auxiliares, asciende a 71.000 millones de pesetas, un 31,5% más que en el pasado ejercicio, con un empleo directo de más de 3.000 personas.

El sector aeronáutico vasco cuenta además con una vocación exportadora que le lleva a vender el 78% de su producción al extranjero. Las ventas corresponden 36.000 millones a aviones, 33.000 a motores y 2.000 al espacio. Coello lamentó que en el sector aeronáutico vasco no haya otra empresa de gran dimensión dedicada al sector de equipos (aviónica y electrónica). Coello señaló que aunque las experiencias de ITP y Gamesa son un buen ejemplo, este sector es más complejo por la disgregación que existe.

Más investigación

Las inversiones en Investigación y Desarrollo (I+D) del sector ascendían en 1992 a 3.510 millones de pesetas y este año van a alcanzar los 9.000 millones de pesetas, 1.000 más que en el ejercicio anterior.

Coello destacó también el incremento del Programa Marco de la Unión Europea de ayuda a sectores estratégicos, que está jugando un papel esencial en el impulso de la investigación. Mientras en el pasado ejercicio la dotación fue de 40.000 millones de pesetas, este año llega a 116.470 millones, lo que supone unos mayores ingresos para las empresas vascas.

Las empresas integradas en el cluster pusieron ayer en marcha un sistema de calidad interno denominado Hegan 9000 que busca una mayor eficacia del sector y una reducción de costes. La idea es unificar los criterios de calidad sobre los requisitos de homologación de los proveedores. El sector aeronáutico cuenta con unos requisitos de calidad superiores a los exigidos por cualquier norma de calidad por motivos de seguridad y fiabilidad. De hecho, cuando uno de los tres grandes, Gamesa, ITP o Sener, homologue a un proveedor se va a considerar automáticamente homologado para las otras dos empresas.

Las 17 empresas del cluster se adhirieron ayer al acuerdo. Sus responsables calculan que una empresa que posea el ISO 9000 de calidad puede perfectamente en tres meses adecuarse a los nuevos requerimientos y que si se parte de cero el plazo puede llegar al año. Hegan 9000 se convierte en la herramienta única de homologación de las empresas adheridas al cluster y se ha hecho en virtud de las normas aeronáuticas estadounidense AS 9000 y las europeas, Aecma.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de noviembre de 1999

Más información

  • El sector aeronáutico factura un 31,5% más