Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
AGRESIÓN

Condenado a una multa porque sus 2 pitbull hirieron a un viandante

El propietario de dos perros que atacaron a un vecino de Silla (L" Horta) causándole heridas de cierta consideración en un pie deberá indemnizar a éste con casi dos millones de pesetas, 1.891.778 pesetas exactamente. Así lo ha establecido la Audiencia de Valencia. El magistrado José Enrique de Motta, ratificando el fallo anterior de un juzgado de Carlet, ha condenado al dueño de los canes -David Gallardo- como autor de una falta de imprudencia. Gallardo deberá pagar una multa de 4.000 pesetas. La compensación fijada será satisfecha por la aseguradora que cubría la responsabilidad civil derivada de cualquier exceso de los animales.

Los dos jueces encargados del caso concluyen que los perros de Gallardo, sendos pitbull, una raza incluída en casi todos los catálogos de especies peligrosas, arremetieron contra Juan Soler Romera cuando éste paseaba, en compañía de su más pacífico animal, por un parque de Silla, el de L" Alteró.

"Pese a que el denunciante trató de marcharse del lugar, no le dio tiempo, ya que uno de dichos perros, que se encontraban sueltos, sin correa, y sin llevar puesto bozal, se abalanzó sobre el denunciante, agarrándole el pie y haciéndole caer al suelo", estableció como probado el juez de Carlet.

Un incidente más

De Motta, además de respaldar la tesis de su colega, reprende al responsable de los pitbull, al que afea la ligereza con la que saca a pasear sus mascotas. "Sabedor de la ferocidad y peligrosidad de sus perros, con total desprecio a los posibles daños que los mismos pueden ocasionar tanto a personas como a otros animales o cosas, llevaba a los mismos sueltos, sin ningún tipo de sujección ni bozal que impidiese la causación de los males" que, efectivamente, ocurrieron.

De hecho, Soler, menos rápido que los pitbull, sufrió una lesión en su pie derecho, uno de cuyos dedos se fracturó. Según el parte médico presentado en el juzgado, "estuvo impedido para sus ocupaciones habituales un tiempo de 220 días". Según el dictámen del médico-forense, padecerá diversas secuelas, principalmente, en lo que respecta "a la movilidad del tobillo derecho", drásticamente reducida.

A pesar de esto, De Motta rebaja la indemnización determinada por el juez de Carlet en casi un millón de pesetas, de 2.830.665 a 1.891.778 pesetas. La razón no es otra que, en un procedimiento de esta naturaleza, el magistrado no puede fijar una compensación mayor a la solicitada por el perjudicado.

El Ministerio de Agricultura tiene preparado un anteproyecto de ley de tenencia de animales peligrosos en el que figuran tanto los pitbull como los rottweiler. Un perro de ésta última raza mató a una niña de tres años el pasado julio en San Antonio de Benágeber (L" Horta).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de noviembre de 1999