Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Yehoshúa narra la edad de oro de la cultura sefardí en el siglo X

A partir del conflicto íntimo y jurídico que provoca la bigamia en la cultura judía en el 999, el escritor israelí Abraham B. Yehoshúa (Jerusalén, 1936), premio Israel de Literatura 1995, recorre en su nueva novela, Viaje al fin del milenio (Siruela), la Europa finisecular y atormentada ante el fatídico año 1000. El protagonista, un mercader judío de Tánger, emprende con sus dos esposas un fascinante viaje para defender la cultura andalusí -la más floreciente, gestada en el sur mediterráneo y donde la bigamia es legal- frente a la corriente ashkenazí o judía centroeuropea, contraria a esa costumbre. A Yehoshúa, de padre sefardí, se le ocurrió escribir esta novela tras una estancia en Andalucía. Allí descubrió que la cultura sefardí produjo en su edad dorada unas manifestaciones artísticas originales "porque, mientras los judios del Al-Andalus habitaban ciudades como Córdoba, cuna de pensadores, que llegó a tener un millón de habitantes, los de Centroeuropa vivían en núcleos rurales pobres", declaró el autor en Madrid.

Viaje al fin del milenio es además una parábola sobre la vida moderna y la identidad nacional: "La cuestión sigue siendo cómo negocian los judios sus códigos para mantener la unidad y a la vez adaptarse a las culturas con las que conviven sin crear guetos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de noviembre de 1999