Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mayor Oreja muestra a su homólogo alemán los planes sobre inmigración

El ministro del Interior, Jaime Mayor Oreja, sobrevoló ayer en helicóptero la zona del estrecho de Gibraltar y la ciudad de Ceuta junto a su homólogo alemán, Otto Schily, a quien mostró el desarrollo de los últimos proyectos españoles para evitar los dos grandes problemas de la frontera sur de Europa: el narcotráfico y la inmigración ilegal.El ministro alemán reconoció la dificultad de controlar "con medios convencionales" una zona tan extensa como la costa andaluza y alabó la decisión española de vigilar la costa con apoyo tecnológico.

Mayor Oreja recordó que el pasado año la Guardia Civil presentó al Gobierno un proyecto de vigilancia del Estrecho cuyo monto asciende a 20.000 millones de pesetas. "Había una asignación presupuestaria para 1999, pero se consideró conveniente comenzar a desarrollarla en el 2000". La primera fase de este proyecto culminará en el 2001, según explicó Mayor.

El ministro alemán se mostró impresionado por "la temeridad derivada del narcotráfico" que se registra en el Estrecho, y afirmó que "para colaborar con Europa y ser solidarios hay que conocer los problemas concretos de cada zona".

Otto Schily devolvía ayer la visita que en abril efectuó Mayor Oreja a Alemania, y ambos ministros tuvieron la ocasión de dialogar sobre los problemas de seguridad en la UE, una materia en la que ambos países tienen posturas afines, según indicaron, y que abordarán de forma más extensa en la futura cumbre hispano-alemana que se celebrará en Berlín a principios de diciembre.

Mayor Oreja anunció también que ya ha hablado con el recién nombrado ministro del Interior marroquí, Ahmed Midaui, con el que mantendrá una reunión este mismo mes, pero no quiso opinar, por respeto, sobre las futuras decisiones que pueda adoptar Marruecos respecto al tráfico de inmigrantes ilegales que soporta la costa andaluza como puente hasta Europa.

El ministro del Interior se refirió asimismo a las bandas organizadas que actúan en la Costa del Sol, contra las que se actuará con "el mismo diseño y el mismo organigrama" que se usa para combatir el terrorismo. "El crimen organizado debemos combatirlo todos, debe ser una acción conjunta de la UE", afirmó Mayor, quien anunció que las unidades especializadas tendrán más desarrollo en esa costa. La comisión permanente creada en Madrid para luchar contra este problema ya está organizando sus cuadros directivos, adelantó el ministro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 14 de noviembre de 1999