Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Uriarte propone el Concierto como modelo para la Hacienda Europea

El consejero delegado del BBVA, Pedro Luis Uriarte, considera que el Concierto Económico y el Cupo vasco podrían sentar las bases de una hipotética Hacienda Central Europea, según se recoje en una entrevista publicada en Euskonews, de Eusko Ikaskuntza.Uriarte se muestra convencido de que el sistema fiscal vasco, que ha ayudado positivamente al desarrollo de la comunidad autónoma, puede aplicarse a otros casos, como al nuevo espacio económico único que va a llegar con la irrupción del euro.

A su juicio, el modelo vasco "funciona, como se ha visto, en una economía absolutamente abierta e interrelacionada con la del resto del Estado, y funciona sin crear distorsiones de ningún tipo que es, supongo, lo que se querrá conseguir en Europa, cuando se den los pasos inevitables para lograr una mayor integración hacendística".

El consejero delegado del BBVA, Pedro Luis Uriarte expresó su convicción de que el Concierto "tiene un sitio en Europa", al igual que las haciendas estatales, incluso aceptadas las normas armonizadoras que se dicten por el Parlamento europeo. "Pero -agregó- el Concierto puede seguir vigente dentro de la UE, como viene ocurriendo en España desde hace más de 100 años".

A juicio del dirigente del nuevo banco creado tras la fusión del BBV y Argentaria, la principal virtud del Concierto es que incentiva la recaudación y reprime el fraude fiscal. Incentiva la recaudación en tanto en cuanto que la relación con la adminsitarción central se basa, en buena medida, en previsiónes de recaudación. Un sistema eficaz de recaudación unido a un sistema de inspección fiscal expeditivo puede ayudar a mejorar los ingresos.

Recaudar mejor

"No se trata -explicó- de pagar más, sino de recaudar mejor, porque ese dinero se destina a mejorar los bienes y servicios públicos, lo que es un aliciente enorme", explicó Pedro Luis Uriarte.

Destacó, además, la importancia política de este sistema debido a la "absoluta" autonomía de las haciendas vascas en la vertiente del gasto.

"El Concierto -dijo- es la piedra angular de la autonomía vasca, porque sin Concierto no hay autonomía o, para ser más preciso, ésta queda condicionada y subordinada".

Expresó su preocupación por la situación que atraviesa la fiscalidad vasca, cuestionada en instancias europeas, un episodio que calificó de "lamentable".

Los recursos de comunidades vecinas y de la administración del Estado han cuestionado algunas de las medidas fiscales impulsadas por las diputaciones forales. Las llamadas vacaciones fiscales y algunas de las ayudas a la inversión a grandes empresas están siendo cuestionadas sistemáticamente por los tribunales europeos. A pesar de todo Uriarte, se mostró esperanzado en que, "al final prevalezca la sensatez y las aguas vuelvan a su cauce".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 2 de noviembre de 1999