Un escritor inglés gana el Andròmina de los Premis Octubre con un irónico libro de relatos Matthew Tree vence en narrativa, Antoni Albalat, en poesía, y Ferran Sáez, en ensayo

El escritor londinense afincado en Barcelona desde hace 15 años MatthewTree ha sido la gran sorpresa de los XXVIII edición del Premis Octubre al obtener el Premi Andròmina de narrativa por su irónico libro de relatos Ella ve quan vol, que aporta "una visión fresca de la realidad catalana", según el jurado. El Premi Joan Fuster de ensayó recayó en el filósofo catalán Ferran Sáez por Dislocacions, una reflexión sobre la irracionalidad de la sociedad. El Premi Vicent Andrés Estellés de poesía fue a manos del castellonense Antoni Albalat por su anticonvencional Llibre de voliaines.

Más información

Podría pasar incluso por hooligan por su corte de pelo y sus evidentes rasgos ingleses, pero Matthew Tree habla un perfecto catalán -eso sí, con acento inglés- que empezó a aprender en Londres en 1978 y asimiló por completo tras la immersión en un pueblo de la plana de Vic. "Creía que el catalán era una cosa de cuatro nacionalistas cerrados, pero vine y descubrí que existía, en contra de las leyes y de la historia", comentó ayer el escritor de 41 años, que ya ha publicado en catalán Fora de lloc (Eumo) y ha colaborado en el libro El Barça o la vida. Dice Tree que ese aprendizaje le ha ayudado a superar los problemas de registro del inglés británico por su diferenciación de clases sociales y lugar de procedencia. Ya integrado en Barcelona -colabora en programas de TV-3 y otros medios-, Tree ha plasmado en los 10 relatos de ficción de Ella ve quan vol, contados por un narrador unitario, su particular visión de Cataluña. Frescura, ironía y "diversidad estilística" son las virtudes destacadas por el jurado del premio dotado con dos millones. El estilo es, precisamente, lo que diferencia a un libro de otro, comentó Tree. Influido por "la actitud vital" de Quim Monzó y los libros de Henry Miller, William S. Burroughs y Bohumil Hrabal, a quien dedica un pequeño homenaje, Tree señaló que el personaje principal de la obra "es un desgraciado".

Antoni Albalat se ha alzado con el premio de poesía de los Octubre, dotado con medio millón de pesetas, tras presentarse en varias ocasiones. Con un humor cargado de surrealismo, este poeta castellonense de 39 años coincidió con el jurado al calificar como "anticonvencional" el Llibre de voliaines, que incluye diversas formas poéticas como los haikus. El autor de L"herència dels hidroavions y colaborador en diversas publicaciones abogó por dejar de hacer "poesía poética y poesía patriótica" y "descubrir el mundo", observar el entorno y escribir sobre setas o insectos (que cría en su casa), por ejemplo. Albalat reivindicó la poesía de Dylan Thomas y la idea del poema como un monumento al instante de Sylvia Plath. El jurado tildó la obra de "rara y excepcional".

Sobre el fracaso de la Ilustración por la irrupción de la sociedad irracional trata el ensayo Dislocacions (título provisional) del filósofo de 35 años Ferran Sáez, quien ya ha ganado varios premios literarios. El tema de su obra es la situación que ha llevado al arte a ser "puramente conceptual, ultrarracional" y a la medicina (las llamadas alternativas), cada vez más irracional y emotiva. Irracionales son, por ejemplo, también los ecologistas que se oponen a los alimentos transgénicos, añadió el autor. "Nada más hay que ver a Rappel en televisión para ver el fracaso de la Ilustración", señaló, aunque aclaró que es el hombre el que fracasa, no las ideas, como ilustra el hecho de que un instrumento de alta tecnología con tantas posibilidades como Internet se utiliza sobre todo para consultar el tarot. El jurado destacó combinación de escritura literaria y pensamiento práctico del ensayo, que también arremete contra el superávit de información como forma de control político.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 30 de octubre de 1999.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50