Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los vecinos de Les Corts exigen que Núñez pida perdón por sus "injurias"

Los vecinos de Les Corts celebraron anoche una reunión en la que decidieron preparar acciones legales contra el presidente del Barcelona, Josep Lluís Núñez. Éste acusó a los residentes del barrio de rechazar una ampliación de los edificios del club, con instalaciones lúdicas, para mantener la prostitución de las inmediaciones del Camp Nou. Los diversos partidos con representación municipal, salvo ERC, criticaron ayer las declaraciones de Núñez y le exigieron que pida disculpas a los vecinos.

Núñez se queda solo. Ni siquiera el equipo de gobierno municipal, que no ve con malos ojos el proyecto Barça 2000, se atreve a apoyar sus declaraciones. Si anteayer fue el alcalde, Joan Clos, quien se desmarcó de Núñez, ayer lo hizo el concejal del distrito, el socialista Jordi Hereu, quien afirmó: "Las declaraciones de Núñez no sólo sobran, sino que estorban para el diálogo".Paralelamente, el resto de las formaciones políticas ponían el grito en el cielo y exigían del presidente del Barcelona disculpas inmediatas ante el vecindario. Sólo ERC mantuvo silencio. Esquerra Republicana se opuso al proyecto Barça 2000 durante la campaña electoral, pero luego ha mantenido una actitud ambigua y menos combativa que la sostenida por IC-V, dentro del equipo de gobierno, y la oposición, formada por el PP y CiU.

Imma Mayol (IC-V) calificó las palabras de Núñez de "irresponsables y demagógicas". Mayol acusó a Núñez de promover el enfrentamiento entre las peñas azulgrana y los vecinos sin esperar siquiera al informe sobre el proyecto tras las alegaciones presentadas.

El concejal del PP Emilio Álvarez recordó a Núñez que los vecinos de Les Corts se han quejado reiteradamente del problema que representa la prostitución en la zona y le invitó a reunirse con ellos para pedirles perdón por sus declaraciones.

En la misma línea se expresó el portavoz municipal de CiU, Josep Miró i Ardèvol, quien exigió a Núñez que se retracte públicamente y que pida disculpas a los vecinos del barrio. El portavoz convergente añadió: "Núñez debería tener un respeto exquisito a los que no piensan como él, sobre todo cuando lo que pretende hacer es eliminar 30.000 metros cuadrados de superficie deportiva y sustituirlos por bares, restaurantes, comercios y cines".

Los vecinos, reunidos anoche, dejaron en manos de los juristas la posibilidad de presentar una "querella por injurias", siempre que no distraiga su verdadero objetivo, que es la oposición al proyecto Barça 2000. Decidieron también realizar una nueva manifestación de protesta el próximo día 3 de noviembre, a las 19.30 horas, desde la Travessera de les Corts hasta la plaza de Comas. La mayoría de los asistentes expresaron que "no ofende quien quiere" y señalaron que el proyecto Barça 2000 no garantiza que desaparezca la prostitución.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 26 de octubre de 1999

Más información

  • Todos los partidos, salvo ERC, critican al presidente del Barça