Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las organizaciones agrarias y la Junta se unen contra la reforma del algodón

El consejero de Agricultura, Paulino Plata, y las organizaciones dedicadas a la explotación del algodón sellaron ayer una alianza contra las medidas "negativas" previstas en la reforma del sector que prepara la Unión Europea. El proyecto prevé el incremento de penalizaciones al 7% y la limitación de la cuota correspondiente a España, que actualmente es de 250.000 toneladas. Organizaciones agrarias y Administración han elaborado un informe sobre las consecuencias de la reforma para las 10.000 explotaciones existentes en Andalucía. Asimismo,, piden al Gobierno central que defienda los intereses de este colectivo en la UE.

Paulino Plata se encuentra hoy en Bruselas para expresar la preocupación del sector algodonero andaluz. Este viaje ha estado precedido por el encuentro que el consejero mantuvo ayer con las organizaciones agrarias Asaja, UPA y COAG y la Federación Andaluza de Empresas Cooperativas Agrarias. En la reunión, analizaron la propuesta del nuevo reglamento de ayudas previsto por la UE.

Todas las partes acordaron solicitar una entrevista con el ministro de Agricultura, Jesús Posada, para transmitirle la inquietud de los productores y exigirle una posición más beligerante. "Es muy importante que el ministro se implique para defender estos intereses ante Bruselas", explicó Plata. También se acordó proponer a Grecia acciones comunes para rechazar la futura reforma, ya que ambos países coinciden en sus planteamientos.

Cuentas

Según las cuentas realizadas por el sector, las penalizaciones pasarían del 5% al 7% de la producción, cuya cuota es marcada por la UE en 250.000 toneladas. Esta cifra no refleja la producción real, según el representante de la COAG, Miguel López. También los algodoneros perderían poder adquisitivo, ya que las ayudas, que alcanzan ahora las 117,8 pesetas, pasarían a 97,8. López advirtió que el costo de producción es de 94 pesetas, por lo que los beneficios serían ínfimos.

Por otro lado, Paulino Plata aprovechará su visita a Bruselas y el encuentro previsto con el director general de Pesca comunitario, Steffen Smidt, para que el responsable de la UE explique cuáles son las previsiones presupuestarias ante el incierto futuro del tratado de pesca con Marruecos y "hasta dónde puede llegar" para afrontar una posible crisis de no suscribirse un nuevo acuerdo.

El consejero de Agricultura, que culminará su viaje mañana jueves, también mostrará su malestar por la posibilidad de que los operadores comerciales de frutas y verduras puedan ser tenidos en cuenta para actuaciones futuras en dicho sector. Plata considera que los operadores deben ser obviados. "No se puede abrir un portillo porque puede resultar peligroso", explicó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 20 de octubre de 1999