Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Españoles con proyección

El editor español Pere Vicens, director de la editorial Vicens Vives e hijo del historiador Jaume Vicens Vives, fue elegido ayer nuevo presidente de la Unión Internacional de Editores. Vicens logró 69 votos frente a los 31 de la otra candidatura del alemán Wulff Von Lucius. Con la entrada de las nuevas asociaciones de editores de los países de Centroeuropa que se inició con la caída de los regimenes comunistas, la Unión cuenta ya con 74 asociaciones de 68 países frente a los 25 que tenía en plena Guerra Fría en 1959.Tras su elección, Pere Vicens indicó que las prioridades de su mandato serán fomentar la lectura y también proponer la designación temporal de una capital mundial del libro.

Por otra parte, Manuel Rivas es probablemente el escritor español que se perfila como mayor baza para los editores extranjeros. Alfaguara acaba de vender los derechos de su última obra, Ella, maldita alma a la editorial norteamericana Overlook Press que dirige Peter Mayer, el antiguo presidente de la editorial Penguin. Rivas ya tiene su obra vendida en todos las lenguas de la Unión Europea y algunas otras como la croata.

Manuel Vincent es otro de los autores cuyas obras más recientes, en este caso Son de mar, han tenido mayor repercusión en los mercados exteriores. Grecia, Turquía, Portugal, Alemania con Bertelsmann y Rizzoli en Italia han adquirido los derechos de su libro. Otro autor de lengua española que ha tenido una buena acogida ha sido Leopoldo Brizuela, premio Clarín con Inglaterra, una fábula. Jose María Guelbenzu con su Un peso en el mundo también se perfila como uno de los autores con potencial vendedor fuera de nuestras fronteras.

En vascuence, el Centro de Editores de Euskadi cuyo fondo editorial ya está en una relación de igualdad entre textos en euskera y textos en castellano, está presente en Francfort ante todo con Anjel Lertxundi, Arantxa Iturbe y Andoni Eguskitza.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 17 de octubre de 1999