Irán asegura que la producción de crudo de la OPEP no se ha disparado

Agencias

El ministro iraní del Petróleo, Bijan Zangheneh, realizó ayer un llamamiento a los países miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) para que "restauren la estabilidad del mercado". "El descenso de los precios de estos últimos días sólo se puede imputar a las actividades de los mercados con vistas al futuro y no responde a las acciones pasadas", declaró Zangheneh en un comunicado."La reciente evolución de los precios señala que la decisión de la OPEP de mantener la producción en un nivel bajo hasta final de marzo del próximo año era justa, y muestra que debemos todavía alcanzar un mercado estabilizado", precisó Zangheneh. "Los países miembros han respetado, incluso en el mes de septiembre, la reducción, como en el mes anterior", añadió. La caída de los precios "no debe ser imputada de ninguna manera a la no reducción de la producción de la OPEP en el mes de septiembre, como algunos informes sugieren", subrayó. "Irán cumplió durante el mes de septiembre las decisiones de la OPEP y demostró responsabilidad para continuar aplicando la reducción hasta finales de marzo del año 2000", aseguró el ministro iraní.

Reacción inmediata

Zangheneh salió así de inmediato al paso de un informe publicado recientemente por la agencia Reuters en el que se aseguraba que el porcentaje de cumplimiento de los miembros de la OPEP había sido del 81% durante el pasado mes de septiembre contra el 84% registrado en agosto. Así, la producción por parte de los miembros de la OPEP durante septiembre habría alcanzado los 26,68 millones de barriles diarios, 140.000 más que en el mes anterior. La difusión de este informe, provocó una abrupta caída del precio del petróleo, que entre el miércoles y el viernes pasado, cayó 2,20 dólares, pasando de 22,08 a 20,56 dólares."La OPEP prevé una fuerte caída de sus reservas para el cuarto trimestre del año, y un mayor descenso en el primer trimestre del próximo año. Esto debe tener un impacto positivo para la restauración de la estabilidad del mercado", según Zangheneh.

La reacción de las autoridades iraníes fue la única (o al menos la única de la que se informó) contra la fuerte bajada del precio del crudo en los últimos días. No en vano, Irán fue uno de los países miembros de la OPEP que más insistió en la necesidad de una tercera ronda de recortes de producción el pasado mes de marzo, cuando la OPEP finalmente sumó 2,1 millones de barriles de crudo al recorte de 3,1 millones que había pactado entre marzo y finales de junio de 1998. El Gobierno de Irán también tuvo un papel clave en la unificación de la postura entre los miembros de la OPEP ante las medidas que se debían tomar para lograr un aumento de los precios y fue un gran mediador en la reconciliación entre Arabia Saudí y Venezuela tras acusaciones mutuas de incumplimiento de los recortes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 10 de octubre de 1999.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50