Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un centro público de Alicante será apuntalado por daños en su estructura

Una inspección técnica ordenada por la Universidad de Alicante, propietaria del inmueble, ha detectado graves daños estructurales en un edificio cedido hace años a la Consejería de Educación para impartir clases a más de un millar de alumnos de educación primaria y secundaria de Alicante. Se trata del colegio público e instituto La Aneja, la antigua Escuela de Magisterio sita en el monte Tossal, cuyo uso reclama la Universidad a la Administración autonómica desde 1997 para establecer allí los estudios de Turismo.Los técnicos de la empresa Secotec detectaron, en septiembre, que al menos dos de los pilares que soportan el peso del centro están dañados. "Es necesario tomar las medidas de seguridad necesarias", se lee en el informe, que reclama ampliar los trabajos de inspección para verificar si el resto de pilares se encuentra en buen estado. Secotec propone realizar un levantamiento del edificio para realizar un muestreo mediante testigos.

La noticia de los daños estructurales detectados en un edificio que cada día acoge a más de 1.000 escolares causó ayer cierta alarma en las instituciones implicadas. La Universidad, que ha comunicado la situación a Educación, aseguró que el problema es "grave", y que considera "necesario" proceder al apuntalamiento de La Aneja. Mientras, el Ayuntamiento, a través del concejal de Educación y portavoz del PP, Pedro Romero, intentó transmitir tranquilidad a docentes, padres y alumnos al asegurar que "no existe riesgo evidente" ni inminente para los usuarios, aunque dejó en manos de la consejería la conveniencia de desalojar el edificio y trasladar a los alumnos a otros centros.

El convenio de cesión temporal del inmueble que la Universidad suscribió con Educación finalizó hace tiempo, pero la falta de infraestructura escolar impide el desalojo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 7 de octubre de 1999