Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zaplana ve preocupante la desproporción entre la inversión pública y la privada en tecnología

La entrega anual de los premios Rey Jaime I se ha convertido, una década después de su creación, en un foro sobre el estado de la investigación en España y, sobre todo, en la Comunidad. En el acto de entrega de los galardones, que se celebró ayer en la Lonja de Valencia con la asistencia del Príncipe Felipe, el presidente Eduardo Zaplana destacó la "preocupante" desproporción entre los recursos públicos y privados destinados a la investigación y desarrollo. El heredero entregó los galardones a Jaime Lamo de Espinosa, Luis Antonio Oró, Rafael Matesanz y Antonio Luque.

Desde que la Generalitat y la Fundación Valenciana de Estudios Avanzados creara en 1989 los premios Rey Jaime I han sido distinguidos con estos galardones, uno de los mejor dotados económicamente de España -12 millones de pesetas en cada una de las modalidades- 35 investigadores. El premio de Economía ha recaído este año en el valenciano Jaime Lamo de Espinosa por su contribución a la economía agraria. A Luis Antonio Oró, galardonado con el premio de Investigación Básica, el jurado le ha reconocido su labor en el renacimiento de la Química española en la esfera internacional. Oró es en la actualidad catedrático de Química inorgánica en la Facultad de Ciencias de la Universidad de Zaragoza.

Trasplantes y energías

La distinción al doctor Rafael Matesanz en el apartado de Medicina Clínica se produce por su decisiva participación en la creación de la Organización Nacional de Trasplantes en 1989. El catedrático Antonio Luque es el cuarto galardonado en la edición de este año por sus investigaciones en el campo de las energías renovables. Los cuatro recibieron las distinciones de manos del Príncipe Felipe, el primer miembro de la Familia Real que presidió, en 1990, el acto de entrega de estos premios.

Durante su intervención, el heredero insistió en la necesidad de reforzar el mundo de la ciencia y la investigación, "un tejido particularmente delicado". Éste agregó que la mejora de ambos campos exige la cooperación entre las Administraciones Públicas y las empresas, "un modelo que ya se ha ensayado con éxito en los países de nuestro entorno", agregó. El Príncipe animó a todos los agentes implicados en la ciencia y la tecnología a estimular a los jóvenes investigadores.

El presidente Eduardo Zaplana se expresó en parecidos términos sin obviar los problemas concretos que arrastra la Comunidad. Zaplana pidió una participación más activa de los empresarios. "Para ello resulta insuficiente el despliegue de recursos públicos. Y esto es particularmente cierto en la Comunidad", manifestó. El político reconoció acto seguido lo distanciada que está la comunidad autónoma de la inversión media en I+D (Investigación y Desarrollo) que se acomete en los países avanzados "y, por tanto, hemos de hacer un mayor esfuerzo por acercarnos a ella".

El presidente aprovechó este contexto para amonestar a los empresarios valencianos. "La Comunidad ofrece una preocupante desproporción entre los recursos públicos y privados destinados a la investigación y el desarrollo", declaró. Según argumentó Zaplana, lo usual en países próximos a España es que la distribución de la inversión sea realizada en un 70% por el sector privado y en el 30% restante por el sector público. "Aquí esa proporción se invierte y de cada 100 pesetas, sólo 30 proceden de las empresas", subrayó.

El político insistió en que la Generalitat trabajará en esa dirección, adelantó que la Ley de la Ciencia se cumplirá con rigor esta legislatura y anunció la pronta constitución del Consejo Asesor en Ciencia y Tecnología.

Lamo de Espinosa, que tomó la palabra en nombre de los premiados, agradeció los galardones y defendió el trabajo académico vinculado a la sociedad. También intervinieron la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, el empresario José Lladró, el presidente ejecutivo de los Jaime I, Santiago Grisolía, y el de la Feria de Valencia, Antonio Baixauli, en nombre de los patrocinadores. El ministro de Educación, Mariano Rajoy, acompañó al Príncipe.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 7 de octubre de 1999

Más información

  • El Príncipe presidió ayer en la Lonja de Valencia la entrega de los premios Rey Jaime I