Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Más de 100 tumbas judías profanadas en Berlín durante el fin de semana

Más de 100 sepulturas resultaron profanadas durante el fin de semana en el cementerio judío de Weissensee, el mayor de Europa, según reveló ayer la comunidad judía de Berlín. En total, 103 lápidas fueron levantadas de su emplazamiento original y algunas de ellas sufrieron daños al ser lanzadas contra el suelo. "Se trata de un acto inhumano", opinó Andreas Nachama, presidente de la comunidad judía de la capital federal de Alemania. La policía ha abierto una investigación.

Todavía no está clara la autoría de la última agresión, ya que en otras ocasiones no aparecieron pintadas con lemas antisemitas ni cruces gamadas en los lugares profanados. Sin embargo, durante este fin de semana se han descubierto símbolos nazis sobre el monumento a los deportados judíos en Pueliztzbrueck, en el barrio de Tiergarten de Berlín.Nachama recalcó además su "profunda emoción" y su "disgusto" ante la realización de actos racistas en Berlín. El líder judío lamentó que los autores de este tipo de atentados no sean detenidos "prácticamente nunca, o como mucho, fruto de la casualidad". El cementerio permanece cerrado durante los fines de semana, por lo que los daños no fueron descubiertos hasta ayer por la mañana.

En los últimos años, y especialmente en la antigua Alemania Oriental, han sido frecuentes los atentados de carácter antisemita y xenófobo, especialmente con la profanación de cementerios judíos. De manera habitual, la policía monta guardia en torno a las escuelas y centros comunitarios judíos, pero es incapaz de cubrir todos los posibles objetivos de los extremistas.

Temor a la profanación

El año pasado, la tumba de Heinz Gilanski, un líder de la comunidad judía superviviente de los campos de exterminio de Auschwitz, Buchenwald y Bergen-Belsen, fue destruida en el cementerio de Charlottenburg, en el oeste de Berlín. Como resultado de esto, el sucesor de Gilanski pidió ser enterrado en Israel por temor a ver profanada su tumba.En el cementerio de Weissensee se encuentran enterrados más de 115.000 judíos, que convirtieron Berlín en una de las grandes capitales del judaísmo en Europa antes del Holocausto. Entre los enterramientos más famosos se encuentra el del líder de la resistencia antinazi Herbert Baum. Cerca de la entrada se levanta un mausoleo en memoria de los seis millones de judíos asesinados durante el genocidio llevado a cabo por los nazis.

Varios grupos de extrema derecha, cuyas actividades están estrechamente limitadas por las leyes federales, están llevando a cabo estos días una activa campaña con motivo de las elecciones que se celebrarán este domingo para la Cámara de la ciudad-Estado de Berlín. En el Estado que rodea a la capital, Brandenburgo, el antiinmigrante Partido del Pueblo Alemán obtuvo el 5% de los votos en las elecciones que se celebraron el mes pasado.

Berlín, la ciudad que ha sido recientemente renombrada como capital de Alemania, fue la capital del III Reich de Adolf Hitler y como ciudad en la que fue planeada la llamada solución final, desde entonces ha tenido connotaciones para los judíos; sin embargo, el primer ministro israelí, Ehud Barak, visitó hace poco la nueva capital alemana y alabó la democracia que reina en el país.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 5 de octubre de 1999

Más información

  • Se multiplican las agresiones en la ex RDA