Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GENTE

INOCENTE DEL DECLIVE DE LA NATALIDAD

El vicepresidente del Gobierno cántabro, Miguel Ángel Revilla, líder de los regionalistas, es considerado un político castizo y algo socarrón, de comunicación franca y bienintencionada. A su lado, en el Palacio de La Magdalena, el príncipe Felipe de Borbón presidía el miércoles pasado el consejo extraordinario del Gobierno regional cuando surgió un tema a propósito del informe que la ONU acaba de dar a conocer sobre la población mundial. Somos 6.000 millones de habitantes, el doble que hace 40 años. Enseguida se puso de relieve que en Cantabria el índice de natalidad decrece y no marcha bien el ritmo demográfico. Fue entonces cuando Revilla, que cuenta 56 años de edad, declaró espontáneamente que él no contribuye a semejante tasa "porque hace sólo cuatro meses he tenido mi tercera hija, así que...." lo que indujo al heredero de la Corona a testimoniarle enseguida su cumplida congratulación. Tras la breve y divertida distensión, los consejeros prosiguieron su tarea.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 24 de septiembre de 1999