Un libro recoge la experiencia de 18 periodistas bajo la censura franquista

Dieciocho veteranos periodistas catalanes reunidos en un libro y unidos por una misma trayectoria: todos conocieron la censura franquista. Ésta es la propuesta de Periodistas bajo la censura. Del fin de la Guerra Civil a la Ley de Prensa. El historiador y periodista Jaume Fabre ha compilado 18 entrevistas a periodistas publicadas en la revista Capçalera, editada por el Colegio de Periodistas de Cataluña, durante sus 10 primeros años de existencia. Todos los entrevistados nacieron antes de que las tropas franquistas entraran en Barcelona. Algunos incluso comenzaron su carrera profesional antes de que estallara la guerra civil. El más veterano es Andreu-Avelí Artís, conocido como Sempronio, de 91 años, y el más joven es Joan de Sagarra, que nació en plena contienda civil, en agosto de 1938. Otros de los entrevistados son Carles Sentís, Néstor Luján, Jaume Arias, Andreu Mercè Varela, Manuel Ibáñez Escofet y Tristán la Rosa, los dos últimos fallecidos en 1990. El compilador se disculpó por la presencia de una sola mujer en el libro -Teresa Rubio, de 65 años-, lo que refleja la "casi total ausencia femenina en la profesión hasta hace pocos años. En las redacciones no hubo lavabos de señoras hasta los años setenta". Memoria histórica En el prólogo del libro, Jaume Fabre dice que la entrevista es una de las actividades principales de los periodistas, pero que éste es uno de los colectivos menos entrevistados. Por este motivo, Capçalera hizo un gran esfuerzo para recuperar la memoria histórica de periodistas veteranos. Para Fabre, el ejercicio del periodismo permite a quienes lo practican una proximidad a los poderes fácticos que los convierte en "depositarios de datos fundamentales para poder escribir la historia". Fabre se refirió a la prensa de la posguerra como una "prensa falangista sin falangistas" en la que los periodistas conocían lo que ocurría a pesar de que no podían informar sobre ello. Aunque fuera bajo la censura, según Fabre, el objetivo de los informadores era hacer un periodismo serio y de calidad. Durante la presentación del libro, Jaume Fabre dijo que los periodistas "se reciclaron y entraron en las redacciones". La mayoría procedían de pequeñas publicaciones lerrouxistas anteriores a la guerra. También había carlistas (El Correo Catalán), monárquicos juanistas (Diari de Barcelona) y algunos procedentes de la Liga Regionalista; los falangistas destacaban por su ausencia. También los había procedentes de publicaciones izquierdistas que se beneficiaron de la solidaridad de algunos compañeros "a cambio de la sumisión". Las entrevistas para Capçalera las realizaron, además de Jaume Fabre, autor de siete de ellas, conocidos periodistas, entre ellos Josep Maria Huertas, Joaquim Roglán, Patricia Gabancho y Lluís Bassets, director adjunto de EL PAÍS.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0022, 22 de septiembre de 1999.

Lo más visto en...

Top 50