Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:

Luis Miguel inicia en Gijón la gira de su disco 'Amarte es un placer'

Huidizo y reservado, Luis Miguel, el nuevo ídolo mexicano de los amantes de la música latina, inició anoche en Gijón la gira mundial de presentación de su nuevo disco, Amarte es un placer. Hasta última hora se mantuvo la incógnita sobre la nueva aportación del cantante, del que sólo se habían podido escuchar hasta ahora dos canciones: Sol, arena y mar y O tú o ninguna. El artista ha preferido alimentar el misterio. El próximo lunes, en Madrid, donde actuará tres días, promete revelar el resto. Aunque presente desde el lunes en Asturias, el intérprete rehusó cualquier encuentro con los medios de comunicación, se negó a hacer declaraciones sobre su nueva obra y procuró evitar a sus fans. Sólo ensayó una vez, la víspera, durante varias horas.

Pese a la gran expectación suscitada, el estreno mundial de la gira no tuvo en la ciudad asturiana el éxito de público que se esperaba. El recital estaba previsto en el estadio de fútbol El Molinón, con un aforo de 40.000 espectadores; luego se habló de la plaza de toros de El Bibio, con 12.000, y finalmente se celebró en el Palacio de los Deportes de La Guía, con capacidad para 10.000 personas. La organización justificó el cambio por las dimensiones del escenario. Anoche, los organizadores no habían confirmado el número de billetes vendidos. El número de asistentes, según los datos facilitados anoche por Efe, fue de 6.000.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 10 de septiembre de 1999