Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
REFERÉNDUM EN TIMOR

La prensa debe seguir en la zona

, Tras la salida ayer de más de 100 periodistas de Dili, el portavoz de las Naciones Unidas en Timor Oriental, David Wimhurst, afirmó que "la presencia de los medios de comunicación es crucial y beneficiosa para el proceso". "No hay nadie que pueda garantizar vuestra seguridad", dijo, "pero os pido que os quedéis".

A mitad de la cotidiana conferencia de prensa, Wimhurst preguntó cuántos enviados especiales abandonaban la capital y aprovechó la ocasión para lanzar esa llamada a los

medios de comunicación.

Un grupo de 76 periodistas, entre ellos el equipo enviado por la BBC, salieron de Timor Oriental ante la falta de condiciones de seguridad en el territorio y las dificultades logísticas para informar. Otro grupo de 20 reporteros neozelandeses salió durante la mañana. La Fundación Carter fletó otro avión, en la tarde para evacuar, en primer lugar, a observadores internacionales.

Los más de 600 enviados especiales a Timor Oriental han recibido durante estos días frecuentes amenazas de los grupos armados proindonesios ante la pasividad del Ejército de Yakarta, encargado de la seguridad en el territorio. Un australiano fue herido de un disparo y otro de un machetazo.

Algunos cámaras de televisión y fotógrafos tienen golpes en manos y piernas tras caer al suelo el miércoles al escapar del acoso de las milicias durante el cerco a la sede de las Naciones Unidas. Aquel día, los paramilitares cruzaron sin obstáculos el primer cordón militar que les separaba de los periodistas y se aproximaban amenazadoramente al segundo y último. Los informadores tuvieron que echar a correr ante la mirada de los soldados.

La mayoría de los periodistas que se alojaban en los hoteles Dili y Turismo han abandonado sus habitaciones ante las amenazas de las milicias, que se crecen por la noche. Muchos

comparten ahora habitación en el hotel Mahkota, a razón de cuatro por pieza sin baño. Anoche, algunos durmieron en la terraza del hotel, en colchones tira dos en el suelo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 4 de septiembre de 1999